Por el tratamiento que hasta ahora la comunidad internacional le ha venido dando al tema venezolano, pareciera estar claro que la mayoría de los miembros del Grupo de Lima o del llamado Grupo de Contacto no han tenido las intenciones ni la disposición ni el ánimo (“ni las gónadas”), para formar una coalición militar y llevar a cabo una intervención en territorio venezolano que ponga fin a la tiranía y haga cesar la usurpación.

Esa misma comunidad internacional prefirió y fomentó, en nuestra opinión muy ingenuamente, la continuación de un diálogo entre la oposición venezolana y el régimen, para la búsqueda de una solución pacífica.

Te puede interesar

La tiranía, por su parte, olfateó ese temor a la guerra expelido por las hipertrofiadas glándulas diplomáticas de la comunidad internacional y lo aprovechó para aparentar, nuevamente, un ánimo de negociar que logró desmovilizar la protesta y enfriar la calle, en momentos en que el presidente encargado retaba abiertamente a la tiranía invitando a la población a protagonizar una insurrección cívico-militar en toda Venezuela.

Aunque debemos reconocer que en ese pulso se cometieron errores y no se logró el cese de la usurpación, también debemos reconocer que, por su propia torpeza y violencia, así como por el demoledor informe rendido por la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, el régimen quedó totalmente desnudo ante la comunidad internacional, cuyas sanciones se han venido endureciendo y están comenzando a colocar a Maduro y compañía contra las cuerdas.

Mientras fallaba el diálogo, como era de esperarse, el régimen preparaba una contraofensiva. Así pues, sirvió de anfitrión del XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo (“FSP”) que tuvo lugar a finales del mes de julio en Caracas, y donde acordó con sus socios izquierdistas concentrar los esfuerzos del FSP en los próximos meses en multiplicar las acciones de solidaridad mutua de sus cuadros y militantes en frentes priorizados de trabajo, mediante acciones coordinadas entre sus fuerzas.

Los resultados de esa activación de los socialistas y comunistas del FSP, se ha observado claramente con la “brisita revolucionaria” que ha venido impactando prácticamente a toda Suramérica y que, según el teniente Cabello, promete convertirse en un Huracán. Acá cabe perfectamente citar a Sir Winston Churchill “El que se arrodilla para conseguir la paz, se queda con la humillación y con la guerra”.

La propuesta que hace Control Civil a la comunidad internacional para acercarse a una solución definitiva del tema venezolano, sin que el primer paso sea una intervención en territorio venezolano, es la conformación de una coalición internacional, mejor aún si esta es requerida formalmente por la Asamblea Nacional (Art. 187.11), conformada por EEUU, Colombia, Brasil y los militares y policías venezolanos en el exilio, a fin de implantar un bloqueo selectivo pero férreo, no sólo legal, sino físico, por mar, aire y tierra contra toda extracción no autorizada de petróleo y derivados, minerales preciosos o drogas con destino a los mercados internacionales.

Estaría igualmente proscrito el ingreso de todo tipo armamento, así como el ingreso o salida de buques o aviones sancionados.

Las autorizaciones de ingreso o salida de la zona de exclusión serían administradas por la coalición internacional, a fin de permitir el flujo de personas y de bienes que no afecten negativamente el objetivo deseado, incluyendo el ingreso de alimentos, medicinas y ayuda humanitaria.

La implantación firme de un bloqueo selectivo, como el propuesto, configuraría finalmente la amenaza creíble necesaria para que una negociación, debidamente estructurada y supervisada por la coalición internacional, logré la salida del país de aquéllos quienes hoy sostienen al régimen, el cese definitivo de la usurpación y la instauración de un gobierno de transición sin participación alguna de políticos o militares chavistas o maduristas.

Pueda que sea esta la última oportunidad que tengamos los venezolanos de salir de esta pesadilla, sin un inolvidable e indeseado baño de sangre.

juanriquezes@gmail.com
@juanriquezes

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas