Es fin de semana y me detengo a leer un artículo del periodista César Menéndez en DIARIO LAS AMÉRICAS sobre el problema del drenaje y alcantarillado en Miami-Dade, sobre todo repasando las zozobras de esas ciudades que conforman mi distrito, el número 12. El texto conlleva a un momento de reflexión profunda y de repasar las distintas estrategias posibles para enrutar el futuro de las aguas.

Según cifras oficiales del condado, existen más de 8.500 millas de líneas de agua subterráneas, y aproximadamente 4.100 millas de alcantarillado. Esta infraestructura abastece a unos 2,3 millones de residentes y a los miles de vacacionistas que eligen esta franja soleada como destino de ocio.

Te puede interesar

Una mala gestión o desatención que se remonta a décadas abrieron un agujero o bomba de tiempo que no se ha podido remendar con inversiones multimillonarias. Precisamente, el deterioro del tiempo hace que las inversiones tengan que ser mayores desde el punto de vista monetario y menos eficaces desde la óptica de la calidad.

Sin medias tintas, es un sistema viejo, deteriorado y obsoleto. Se han destinado y gastado más de $2.000 millones y desafortunadamente no se ha terminado. Lo peor de todo es que es dinero del contribuyente.

El año pasado, en un comunicado condal se conoció que el Departamento de Agua y Alcantarillado de Miami-Dade estaba enfrascado en la conversión de los sistemas sépticos en desagües por alcantarillado en los corredores comerciales en respuesta a la orden federal de hacerle frente al problema de las aguas negras antes de 2025.

En plena pandemia se identificaron alrededor de 120.000 con estos sistemas sépticos con 9.000 de ellas con índices elevados de vulnerabilidad, cifra que se engrosaría hasta los 13.500 para el 2040. Este “hándicap” amenaza, obviamente la salubridad y la estabilidad natural y representa un foco activo de contaminación.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava dijo referente al programa denominado “Connect 2 Protect”: “Hemos estado hablando y hablando de este proyecto, y hoy por fin estamos avanzando. Las obras están valoradas en $4.000 millones.

Como dice el refranero popular: ¿Por dónde le entra el agua al coco? Urge buscar soluciones e iniciativas viables, que mejoren en realidad y no constituyan remiendos de emergencia. Una solución temporal solo extiende más el letargo. Se sufre en las inundaciones y los pútridos desbordes.

En el artículo de Menéndez, el alcalde de Miami Lakes, Manny Cid, identifica a la burocracia condal y su inaccesibilidad para obtener permisos para encarar obras: “Lo mismo que sufren los residentes con la burocracia, lo sufren las municipalidades. La parte más difícil es coordinar los trabajos con los departamentos condales”.

Entonces ¿Es tan difícil que el condado trabaje de la mano de las municipalidades y abrir canales de comunicación pragmáticos y expeditos? ¿Acaso los proyectos individuales de cada ciudad no aportan de igual manera a la calidad de vida de los residentes de una zona específica? ¿Quién decide prioridades y ejecuta las obras?

No se trata de abrir la chequera y comenzar a pegar ceros a la derecha de un presupuesto, sino en utilizarlos de la manera correcta para que nosotros, los contribuyentes no veamos como se escapa nuestro dinero por una tubería.

Sophia Lacayo

Aspirante a la Comisión de Miami-Dade por el distrito 12

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.92%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.7%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.39%
23076 votos

Las Más Leídas