La injusticia prolongada trae un estado de intranquilidad mental y espiritual que crea un sufrimiento tan intenso en las personas que solo pude aliviarse y desaparecer cuando a la impunidad se le pone fin y la justicia prevalece para honrar al victimario. Asimismo sucedió con la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocimiento oficial a la soberanía israelita sobre los Altos del Golán.

El presidente Trump sabe que la sociedad libre puede poner fin a las obras arbitrarias de las tiranías con actos trascendentales en íntima relación con los valores de dignidad del ser humano. Por eso el Presidente apoyó la soberanía judía sobre los Altos del Golán por ser un acto de justicia histórica.

Te puede interesar

Los altos del Golán es un área de 1.800 km2; 1.400 son suelos de soberanía israelita, 200 de Siria y ese último valor numérico entre Siria e Israel bajo la protección de las Naciones Unidas (ONU). Esta situación surge desde 1967. Sin embargo, el Estado de Israel ha querido hacer la paz y discutir la soberanía del Golán con Siria. En 70 años el gobierno sirio ha buscado la aniquilación del pueblo israelí. En 1947 se negaron a reconocer la independencia de Israel en la ONU. En 1948 cuando Israel declara su independencia, esa misma noche fue agredido por Siria, Líbano, Irak, Arabia Saudita y Egipto.

Los Altos del Golán han sido refugio para la artillería siria para atacar a los pueblos fronterizos israelitas e impidieron sus labores agrícolas, de pesca y convivencia pacífica a esos ciudadanos. Incluso Siria, desde los Altos del Golán, lanzó tres guerras de aniquilación contra el pueblo israelí. En realidad, eran guerras imperialistas para cometer genocidio y borrar del mapamundi al pueblo de Israel. Conflictos bélicos de autodefensa de Israel que son: La Guerra de Independencia de Israel, 1948; la Guerra de los Seis Días, 1967 y la Guerra del Yom Kippur, 1973.

Algo sui generis fue de parte de Cuba, único país del hemisferio occidental que voto en contra del surgimiento del Estado de Israel en 1947. También hizo un discurso antisemita que proponía el rechazo de la Declaración de Balfour, recogida en la Conferencia de San Remo de 1920. Ese antisemitismo de aislados gobiernos isleños fue recogido y esparcido por Fidel Castro, lo primero que realizó su régimen tiránico, fue la expulsión del 80% de la población judía de Cuba entre 1959-1963.

El antisemitismo fue tan fuerte en Fidel Castro que participó directamente con su ejército militar (tanquistas) en la injerencia bélica, aupado, entrenado y armado por la Unión Soviética (URSS), contra la nación de Israel. Esas acciones intervencionistas fueron la Guerra del Yom Kippur y la Guerra de Desgates, conflicto entre Egipto e Israel, 1967-1970. En ambas guerras resultaron perdedoras Cuba y la URSS. En su apoyo a Egipto las bajas de cubanos fueron 180 muertos y 250 heridos y los soviéticos tuvieron 58 muertos y 5 aviones derribados.

Las historias documentadas de las injerencias bélicas de la Cuba de Castro y la URSS en las guerras árabe-israelíes están descritas en los siguientes libros: Una Biografía de Fidel Castro, autor Peter G. Bourne; Cuba: Entre reforma y revolución, de Louis A. Pérez (Jr.); Cuba: Una nueva historia, de Richard Gott y El oso cauteloso: compromiso militar soviético en el reparto del Medio Oriente en la época de 1967, de Efraín Karsh.

Las derrotas ante los hebreos exacerbó el odio de Fidel Castro. Se convirtió el enemigo jurado y número uno del hemisferio occidental y del mundo no islámico del estado nación judío a lo cual le hizo competencia Hugo Chávez y ahora Nicolás Maduros. Los regímenes de Castro Díaz-Canel y Maduro están involucrados con la presencia de tropas de las milicias terroristas de Hezbolah y la guardia republicana iraní en suelo venezolano y con la guía y protección de los servicios de inteligencia de Cuba subvierten a Venezuela y la región de Las Américas.

La orden presidencial de soberanía israelí sobre los Altos del Golán, Trump comentó: “La demora ha sido demasiado”. Y reafirmó que “Y esto debió hacerse, diría yo, hace muchos presidentes atrás. Pero por alguna razón no lo hicieron, y me siento muy honrado en haberlo hecho”.

Del mismo modo, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, comentó sobre ese momento feliz e histórico que “desde 1948 hasta 1967, Siria hizo llover fuego mortal desde los Altos del Golán contra ciudadanos de Israel en la parte baja. Una generación de niños israelitas vivió en peligros. Y luego, en dos días gloriosos, en junio de 1967, los valientes soldados de Israel escalaron esas alturas amedrentadoras y liberaron el Golán”.

Las dictaduras socialistas y antisemitas de Siria y Cuba fueron derrotas militarmente en el Golán en 1967. Hoy la felicidad llega a todos los que aman la justicia y libertad con la orden presidencial de Trump, pues la victoria militar israelí de 1967 se ha convertido en la victoria diplomática del mundo libre.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas