El primer debate presidencial le demostró nítidamente al pueblo estadounidense y al mundo dos cosas: primero, que Hillary Clinton está preparada para ser la presidenta de los Estados Unidos; y segundo, que Donald Trump no tiene el temperamento ni las cualidades personales que se esperan del Presidente de nuestro gran país.

Cuando Donald Trump, el candidato del Partido Republicano, se burló de Clinton sobre su clara preparación para el debate, la candidata orgullosamente acertó que no sólo se había preparado para el debate pero también para ser presidenta. Clinton habló detalladamente sobre sus planes para el crecimiento económico del país, la creación de empleos para la clase media, y las medidas necesarias para mejorar las relaciones raciales en el país. Presentó propuestas concretas en materia económica, inversión en infraestructura y energía renovable, así como su plan para garantizar la educación superior libre de deudas para los estudiantes y familias sin capacidad económica para enfrentar los elevados costos de nuestras universidades.

Te puede interesar

Al contrario de Clinton, Trump admitió que él no se había preparado, cosa que mostró ser desventajosa para el candidato quien quedó opacado por los argumentos de Clinton, y en materia económica se limitó a proponer una rebaja grotesca de impuestos para las grandes corporaciones y personas con mayor riqueza en el país, argumentando que sería suficiente para generar crecimiento económico, cosa que el país ya sabe no es verdad porque esas mismas políticas causaron la grave recesión del 2008, de la que exitosamente nos ha sacado el gobierno de Obama.

Los debates son como una entrevista de trabajo que el país le hace a los candidatos. En ellos, como cuando aplicamos para un trabajo, no solo se evalúan nuestros conocimientos y experiencia, aspectos donde ya hemos dicho Clinton superó claramente a Trump. También se evalúa el temperamento y los principios o valores del aspirante. Y en ese sentido, surgieron tres temas de especial relieve para evaluar a Trump.

El tema de los emails de Hillary Clinton, francamente una noticia de ayer, quedó atrás cuando el propio FBI cerró el caso. Sin embargo, a traerlo al debate, Hillary pidió disculpas y asumió su responsabilidad por los inconvenientes que todo esto ha causado, recordando que más de 55 mil emails están hoy día totalmente a disposición del público para evaluar su gestión. Pero esa hidalguía, sindéresis, apego a la legalidad y transparencia no la encontramos presente en el caso de Trump cuando se trató tema de sus impuestos.

Clinton se preguntó si tal vez había algo que Trump estaba escondiendo al no hacer públicas sus declaraciones impuestos, como lo habían hecho ella y su compañero de fórmula, el senador Kaine, al igual que lo han hecho todos los aspirantes a la presidencia desde 1960. Trump no sólo esconde y falta a la verdad en materia de impuestos, sino que, al ser cuestionado por Clinton a responder si en realidad no paga impuestos (como quedó claro hace un par de décadas cuando Trump tuvo que hacer pública su declaración fiscal para tramitar una licencia de Casinos), Donald la interrumpió con la mayor arrogancia para decir la barbaridad de que no pagar impuestos lo hacía un hombre “inteligente”. Joe Biden dijo esta semana algo muy poderoso al respecto: “He servido bajo ocho Presidentes, demócratas y republicanos, con los que he tenido acuerdos y desacuerdos, pero todos tenían en centro de referencia moral con respecto a nuestras obligaciones como ciudadanos”, en directa alusión a la increíble actitud de Trump al regocijarse por no pagar impuestos, como hacemos todos los ciudadanos.

Un segmento entero del debate fue enfocado en el tema de las diferentes etnicidades en los Estados Unidos, el cual también ha tenido una gran importancia durante la campaña. Para destacar no solamente la agresión constante que Trump le presta a las mujeres si no también a los latinos, Clinton mencionó la historia de Alicia Machado, ex-Miss Universo a quien Trump llamaba “Mrs. Piggy” y “Mrs. Housekeeping” durante su año de reinado, en clara postura agresiva e irrespetuosa hacia la mujer, además de la connotación racista de su conducta.

El tercer tema que pone de relieve que Trump no tiene el temperamento y los principios. Lo que es relativo a su práctica recurrente de acudir a las leyes de quiebra y la de no pagarle a sus contratistas y proveedores lo acordado; algo que al igual que su irresponsable respuesta y conducta en materia de impuestos, pone en evidencia que se trata de una persona que a lo largo de su vida en los negocios ha mostrado total desapego a los valores y desprecio por la situación de las clases medias y trabajadoras.

No cabe duda que este primer debate demostró lo que para muchos de nosotros era obvio. Hillary tiene el conocimiento, la experiencia y el temperamento para ser Presidenta. Trump no está calificado, solamente basta ver sus cualidades personales, para dirigir los destinos del país más poderoso e influyente del planeta. Ahora le toca el turno al Tim Kaine de debatir con el Gobernador Mike Pence, un encuentro en el que seguramente veremos las claras diferencias en quien estará al lado del líder del mundo libre.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.99%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.4%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.61%
50474 votos

Las Más Leídas