Este Día del Padre debemos reflexionar sobre la labor de los padres para nuestras familias. Nos permite reconocer el vínculo inquebrantable entre un padre y su hijo. Por eso voy a honrar a los hombres extraordinarios que han bendecido a mi familia con su amor y apoyo, incluyendo a mi difunto padre, Enrique, mi esposo Dexter y mi hijastro Douglas.

Por la generosa dedicación de mi padre a lo largo de los años, logré alcanzar todas mis metas. Dexter y yo hemos criado una hermosa familia juntos. "Dex" me ha hecho sentir orgullosa no sólo por su papel de padre, sino también como enérgico defensor de la justicia cuando fue fiscal y legislador estatal. Nuestro hijo Douglas, también ha sido un padre fenomenal para sus cuatro hijos, junto a su esposa, Lindsay. Tanto Dexter como “Dougie” han servido honradamente a nuestra nación. Dexter prestó su servicio voluntariamente en Vietnam y fue gravemente herido en combate, y Dougie sirvió a nuestra nación como un piloto de la Marina en Irak y ahora es un reservista. Como todos los días, debemos de honrar a todos los padres y abuelos que actualmente están sirviendo a nuestra nación en nuestras fuerzas armadas.

En días festivos como el Día del Padre, reflexionamos sobre las bendiciones que compartimos con nuestras familias. Mientras nos reunimos pacíficamente y con alegría aquí en el sur de la Florida y todo el país, debemos tener en cuenta que en países como Venezuela los ciudadanos no pueden hacer lo mismo. Padres como Leopoldo López están presos por motivos políticos bajo el régimen brutal de Maduro. Venezuela ha sido plagada por innumerables violaciones de los derechos humanos, despojando a los manifestantes de libertades, encerrándolos en las cárceles y alejándolos de sus familias. El sistema judicial en Venezuela es corrupto y Maduro ha hecho todo lo posible para silenciar protestas, encarcelar opositores políticos y quitar poderes legislativos de los representantes de la Asamblea Nacional.

Durante meses he estado pidiendo sanciones contra los jueces de la Corte Suprema de Venezuela y aplaudo la reciente decisión del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de implementar estas sanciones. También he hecho pública mi desaprobación de la compra de Goldman Sachs de $2.8 mil millones en bonos petroleros venezolanos. Es absolutamente inaceptable que una empresa estadounidense se beneficie del sufrimiento del pueblo venezolano y rechazo sus acciones en los términos más fuertes posibles.

Hasta que se tomen las medidas apropiadas para sacar a Maduro del poder, personas inocentes como Leopoldo López pasarán el Día del Padre en la cárcel, lejos de sus hijos. Su historia es solo un ejemplo de los cientos de padres de Venezuela que no tendrán la oportunidad de ser parte de lo que debe ser una celebración alegre y festiva. Como congresista, siempre he luchado por los derechos humanos y en contra de las dictaduras, como el régimen de Maduro en Venezuela. Esto lo he hecho con la esperanza de que las familias en todo el mundo puedan reunirse pacíficamente y puedan celebrar fechas importantes como el Día del Padre.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario