jueves 22  de  febrero 2024
educación

La "libertad educacional" beneficia a los estudiantes de la Florida

Hoy en día, los estudiantes de la Florida no sólo están teniendo mejor rendimiento académico en las evaluaciones, sino que están superando a sus compañeros de otros Estados
Por LA INICIATIVA LIBRE

POR ISRAEL ORTEGA
Vocero de La Iniciativa Libre

Hace poco tiempo a los estudiantes de la Florida les estaba yendo mal en las evaluaciones educativas a nivel nacional. En 1999, casi la mitad de todos los estudiantes de cuarto grado en el Estado eran analfabetos funcionales. Los estudiantes latinos se encontraban entre los que no lograban mantener el ritmo adecuado.

Por fortuna las cosas han cambiado. Hoy en día, los estudiantes de la Florida no sólo están teniendo mejor rendimiento académico en las evaluaciones, sino que están superando a sus compañeros de otros Estados. Y en particular los estudiantes hispanos de la Florida también han mejorado.

Estos son algunos de los muchos hallazgos del reciente informe “Evaluación Nacional del Progreso Educativo” (conocido en inglés como NAEP), y considerado el “estándar de oro” de las evaluaciones académicas estadounidenses.

En las escuelas públicas de Miami-Dade los estudiantes de cuarto grado ocuparon el primer lugar en un grupo de 27 distritos urbanos grandes evaluados en cuanto a comprensión de lectura. Y en el condado de Hillsborough, que incluye Tampa, los estudiantes de cuarto grado empataron en primer lugar a nivel nacional en lectura y matemáticas.

Sólo este dato es impresionante, pero es especialmente importante si consideramos que alrededor del 63 por ciento de los estudiantes del Condado de Hillsborough provienen de familias de bajos ingresos que califican para programas de almuerzos gratuitos o de bajo costo.

¿Qué explica el cambio de rumbo?

Hace casi dos décadas, los legisladores en Tallahassee comenzaron a promulgar reformas políticas innovadoras que ponen a la Florida en el camino de una mayor libertad educativa para las familias.

Uno de los mayores cambios fue mejorar el proceso de transparencia. Antes de las reformas, saber el progreso de las escuelas locales era difícil y requería mucho tiempo.

Los legisladores también apoyaron políticas que ayudaron a crear las condiciones para que escuelas nuevas e innovadoras pudieran echar raíces y florecer, incluyendo un aumento en el número de escuelas chárter—escuelas públicas que operan con mayor autonomía y libertad a cambio de una mayor responsabilidad fiscal. A fines de la década 1990, había unas pocas decenas de escuelas chárter en la Florida. Hoy en día hay más de 650, educando alrededor de 283,700 estudiantes.

Pero no es sólo el crecimiento de las escuelas chárter lo que ha distinguido a la Florida de los otros Estados.

Florida también ha hecho más fácil para muchas familias asistir a escuelas privadas de su elección a través de créditos fiscales y programas de becas. Por ejemplo, desde 1999, el programa de Becas John McKay ha permitido a los estudiantes con necesidades especiales asistir a una escuela pública o privada de su elección.

Y a principios de este año, la legislatura de la Florida aprobó el Programa de Becas Hope, que permitirá que los estudiantes que son víctimas de la intimidación puedan elegir una escuela diferente y transferirse a ella.

Otras reformas importantes han tomado lugar en la Florida, y se están considerando más reformas también. Pero el denominador común de la mayoría de éstas es que más familias están decidiendo qué tipo de entorno educativo funciona mejor para sus hijos.

A pesar de los avances, los poderosos grupos de intereses especiales están decididos a reducir la libertad educativa.

Para hacer esto, están engañando al público afirmando que una mayor libertad vendrá a través del sistema tradicional de escuelas públicas. Las investigaciones han demostrado que no son afirmaciones ciertas.

Muchos de nosotros somos inmigrantes, o hijos de inmigrantes, que vinimos a este país porque sabemos que es un lugar de oportunidades y abundancia. A diferencia de los países que dejamos atrás, somos libres para elegir muchas de las cosas de nuestra vida cotidiana. Aquí en la Florida, esto incluye el poder elegir entre una variedad de entornos educativos para nuestros hijos.

Esto es algo bueno, y como demuestran las evaluaciones nacionales, está sirviendo positivamente a nuestra comunidad. No hay una buena razón para volver a los viejos tiempos cuando los estudiantes de la Florida se estaban quedando atrás en un entorno donde no existían opciones para todos.

.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar