Una enfermedad me llevó a conocer el movimiento de Inmunoalfabetización, a través de su fundadora, la Dra. Marianela Catés, Ph.D en Inmunología por el Instituto Pasteur de París. Después, estudió Psiconeuroinmunología. Su ayuda a la humanidad es tan importante, en estos momentos, que es obligatorio dar a conocer esta maravilla de la ciencia. Si deseas ver la entrevista, es sencillo. Entra en dranancy.com. No te arrepentirás.

Catés creó el movimiento (www.miaevolution.com) al darse cuenta de su importancia para evitar enfermedades tan serias como el cáncer, las autoinmunes (donde el ser humano ataca a su sistema inmunológico) o el asma, entre otras.

Te puede interesar

La doctora lleva 25 años inmunoalfabetizando. Definir el concepto es fácil: la interacción entre los procesos psicológicos y los sistemas nerviosos e inmunitarios. Está científicamente demostrado que el sistema inmunológico se comunica con el endocrino y el nervioso central. Todo lo que ocurre a nivel de la mente, tiene que ver con el sistema inmunológico. Somos los directores únicos y principales de nuestro sistema inmunológico.

Ante la pandemia, el sistema inmune es sobre lo único que realmente tenemos control. Si lo conocemos, podemos tomar el control inmunológico y de la enfermedad. Aprendemos a ser parte de nuestras enfermedades, de una manera activa. No una víctima, a la espera de lo que digan los médicos.

Nos podemos apropiar del sistema inmune al hacer cambios psicológicos. Podemos usar la imaginación guiada para trabajar las conductas, pensamientos, depresiones, estrés crónico y ansiedades desaforadas, que afectan fuertemente al sistema endocrino y generan tóxicos en el cuerpo, como el cortisol. Lo importante no es la enfermedad, sino la persona enferma, ¡y la actitud que toma ante lo que le pasa!

Si una persona vive en estrés crónico, emociones fuertes, depresión y pensamientos repetitivos que la llenan de ansiedad y ataques de pánico, puede ver desplomado su sistema inmune. Esto es sumamente peligroso, porque

hablamos del ejército que el cuerpo necesita para defenderse. La cuestión amerita un trabajo profundo de análisis sobre nuestra forma de vivir y nuestras relaciones interpersonales, entre muchas cosas más.

Al tomar conciencia de cómo el estrés y los asuntos psicológicos —sin enfrentar ni resolver— nos pueden provocar cáncer diabetes, asma, etcétera, lograremos hacer cambios en el cerebro, que sí cambia y crece sin importar la edad, y nos volveremos más fuertes ante virus, bacterias, células de tumores y mucho más. De ti depende.

www.NancyAlvarez.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.87%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.44%
23349 votos

Las Más Leídas