La actual doctrina militar rusa debe ser difundida y leída por todos los legisladores de los países democráticos para entender cuál debe ser la forma adecuada de relacionarse con el Kremlin. En ella los estrategas rusos dibujan a la OTAN como el principal enemigo que hay que abatir en la actualidad. Los rusos han diseñado varias estrategias dentro de lo denominan la guerra asimétrica. Este tipo de confrontación nada tiene que ver con lanzamientos de misiles ni invasiones militares por toda Europa. Porque precisamente una de las características de las guerras actuales, según el pensamiento militar ruso, es que no se declaran y los métodos no militares, muchas veces, son más efectivos que los de la confrontación militar.

La nueva estrategia reserva para Occidente la inyección de las siete plagas del apocalipsis a través de la lucha cibernética y la guerra de desinformación. Con tales herramientas, Moscú trata de cumplir varios objetivos: El primero, quiere garantizarse la supervivencia. El segundo es crear el caos y la confusión en los denominados países hostiles para demostrar la injusticia o irracionalidad o la inoperancia de los mismos, para lo cual no escatimarán en medios desestabilizadores. El tercer propósito es limpiar la imagen de Rusia en el mundo y así destruir, neutralizar o minimizar los daños de las sanciones que impuso Occidente contra las aventuras expansionistas del Kremlin hacia el oeste de Ucrania.

Lo peor es que Rusia trata estos actos como asuntos de seguridad nacional. Por eso sus trolles y agentes de influencia han estado presentes en las elecciones y los procesos políticos de prácticamente todas las naciones de occidente. Y como es lógico también en los EEUU.

Sería un error que tratáramos la actual influencia rusa como un tema de moda de segundo nivel. Detrás de esta guerra silenciosa hay todo un diseño estratégico creado para sobredimensionar las contradicciones de las sociedades occidentales para asfixiarlas víctimas de su propia libertad.

Sin duda que Rusia estuvo presente en la elecciones estadounidenses de 2016, tanto a través de Wikileaks, creando las denominadas fake news a través de Facebook y con mucho dinero apoyando los agentes hostiles. El único camino posible es investigar.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que se deben modificar las leyes para el porte de armas en EEUU?

Sí, deben ser más estrictas
Sí, debe prohibirse el acceso a armas a civiles
No, deben mantenerse tal como están
No, pero se debe aplicar con mayor rigurosidad
ver resultados

Las Más Leídas