Fundado por Catholic Charities en 1970, Miami Bridge ha ayudado a jóvenes en crisis que han salido de sus casas por problemas o que no tienen un hogar dónde vivir.

Desde sus humildes inicios en un taller de reparación de motocicletas en Miami, debajo de un puente del Metrorail, esta increíble organización ha sido una guía para los jóvenes de todo el condado de Miami-Dade que necesitan asistencia y no saben a dónde dirigirse.

De hecho, su nombre, Miami Bridge, es un homenaje a su ubicación original. Hoy en día tiene dos sedes, una en Miami y otra en Homestead, que sirven a nuestra comunidad del sur de la Florida. Estas víctimas de abuso o negligencia se refugian en los servicios integrales provistos por Miami Bridge para ayudar a cambiar sus vidas.

Siendo el único lugar de emergencia en el sur de la Florida que alberga niños de 10 a 17 años, el personal profesional y la junta directiva de esta organización brindan orientación, administración de casos, un programa formal de educación académica, servicios de salud mental, servicios de prevención de abuso de sustancias y actividades de desarrollo juvenil. Miami Bridge también ofrece los servicios de intervención de crisis First Stop for Families que ayudan a evitar conflictos y vincular a las familias a recursos para ayudarlos a abrir líneas de comunicación, enseñar habilidades efectivas de crianza, reducir comportamientos antisociales y vincular a las familias con cualquier otro recurso.

Como maestra certificada del estado de la Florida, aplaudo sus servicios a nuestra comunidad porque sé que la educación y la permanencia en la escuela son la clave para una vida y un futuro exitoso. Entre 2015 y 2016, Miami Bridge atendió a 890 familias. El 93% de los jóvenes atendidos fueron reubicados en su hogar o en un lugar apropiado después de salir del refugio. El 85% de los jóvenes permanecieron en la escuela después de completar sus estadías en el refugio.

El medio noticioso The Islander News ha brindado a los eventos de Miami Bridge una cobertura sustancial y el Club Rotario de Key Biscayne ha ayudado a recaudar fondos para programas que ayudan a los hombres y mujeres jóvenes más necesitados de nuestra comunidad. Cada año, Miami Bridge alberga a más de 600 niños y adolescentes donde proporcionan asesoramiento a más de 550 familias.

Desde ayudar a las familias a desarrollar las habilidades necesarias para orientar a los niños en riesgo, hasta empoderar a los jóvenes con oportunidades para que puedan tomar decisiones positivas, los numerosos servicios de Miami Bridge ayudan a los niños a superar los desafíos que enfrentan y desarrollar todo su potencial.

Estoy orgullosa que esta gran organización este ubicada en mi distrito del Congreso y felicito a su maravilloso personal por sus enormes esfuerzos para salvar a los jóvenes en riesgo de una vida de victimización y falta de hogar.

También quiero agradecer a las numerosas personas y empresas de la Florida que han ayudado y apoyado la misión de Miami Bridge en las últimas décadas. ¡Les deseo muchos más años de éxito y servicio en nombre de la juventud del sur de la Florida!

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario