Ya sabemos que este es el país de las encuestas. Cada día nos levantamos con los resultados de tantas investigaciones que suelen encargar organizaciones en busca de su verdad de manera pública. Hay algunas creíbles, científicas, y otras totalmente impresionistas.

Recientemente escuché en televisión, y no me di luego a la tarea de investigar a fondo, que los llamados milenios se “quemaban” más rápido en sus puestos de trabajo a diferencia de los miembros de otras generaciones y decidían viajar en busca de una mejor vida.

La idea en sí tiene cierta lógica y hasta pienso que no necesitaban una encuesta para comprobarla. El mercado laboral actual es sumamente móvil. Eso de empezar en una compañía, de la que te vas a jubilar, es un sueño de otra América, donde incluso el hogar era atendido por la esposa.

La juventud, por otra parte, es el momento de la existencia para tomar riesgos, conocer el mundo, sobre todo si provienes de una democracia desarrollada. Eso sí, es muy importante subrayar que un por ciento significativo de esa generación conoce de la importancia de una educación universitaria. No cambian de trabajo buscando mejoría y parten a explorar nuevos horizontes, sin antes garantizar que están sumamente preparados para esas aventuras propias de la edad.

Por eso regreso siempre a mi punto de origen: el 27 de agosto, en apenas unos pocos días, comienza el curso 2018-2019 en Miami Dade College. La arrancada es un momento muy importante de nuestro año académico. Es la hora de pertrecharse, con una buena carrera, como armadura, contra las inclemencias de la economía y para batallar, como Quijotes, en el mercado laboral más exigente que haya conocido la humanidad.

Entiendan que no es solamente la prédica de la experiencia. Me sobran las pruebas de la transformación que significa concurrir y terminar la universidad. Es un esfuerzo, estoy consciente, pero también un derecho que le está dado a todas las personas interesadas en su desarrollo.

Este año, a los más de 300 programas que funcionan en nuestras aulas se suman otros de gran interés y actualidad. Ahora pueden entrenarse en una especialidad esencial de nuestros tiempos que es el de la ciberseguridad, porque abriremos un Centro con la tecnología más sofisticada del mundo, para preparar a los nuevos protectores de los intereses privados y comunes de los Estados Unidos, en esta guerra silenciosa que acontece en el universo virtual.

Otros diplomas se refieren a la traducción e interpretación; la llamada realidad aumentada, la publicidad digital, los estudios forenses digitales, ingeniería y mecatrónica, así como animación y juegos de video.

Tenemos oportunidades para satisfacer cualquier vocación, siempre atendiendo los reclamos y necesidades del nuevo mercado laboral.

La matrícula continúa abierta en nuestros campus y en internet. Reitero que las clases comienzan el 27 de este mismo mes. Sean jóvenes, conozcan más allá de sus fronteras, no dejen de buscar el trabajo ideal, pero establezcan una base sólida para esas aventuras: la carrera universitaria que será por siempre y nada, ni nadie se las podrá disputar.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas