Cuando era niña, caminaba por la orilla del mar en la playa del Farito (Key Biscayne) de la mano de mi mamá y recitaba; “Hay sol bueno y mar de espuma y arena fina, y Pilar quiere salir a estrenar su sombrerito de pluma.” Y aunque me considero con mucho orgullo mambisa, yo nunca he visitado la isla de Cuba, y menos sus playas. Solo sé que mis padres y abuelos inculcaron en mí un amor por esa patria lejana y el mar que nos separaba de ella.

Para mi mamá, llevarnos a la playa del Farito era una oportunidad para hablarnos de su isla bella, de su niñez a la orilla del mar y de la majestuosidad del océano, cuyas olas se rompían a nuestros pies. Treinta años después, llevé a mis hijos a esa misma playa para jugar en la arena y hablarle de cuanto su abuela hablaba de cuánto amaba el mar y una isla que descansa al otro lado del horizonte. Siempre pensé que, con la bendición de Dios, un día llevaría a mis nietos de la mano y que le enseñaría a la orilla del mar a recitar Los Zapaticos de Rosa, pero lamentablemente cada día esa ilusión se hace menos posible ya que el futuro de nuestras playas está en peligro.

Te puede interesar

El pasado fin de semana las playas en Key Biscayne, Virginia Key y Fisher Island fueron cerradas otra vez por contaminación. Esta vez fue por un fallo eléctrico en la Central District Wastewater Treatment Plant, localizada en Virginia Key, que resultó en la fuga de 100.000 galones de aguas negras tratadas con cloro. Unos días antes, las mismas playas habían sido cerradas por niveles elevados de bacteria procedente de materia fecal. En agosto, una tubería ubicada cerca de la planta rio Oleta tuvo una ruptura, que resultó en el desagüe de 1,000.000 de galones de aguas negras. El mes pasado el grupo de trabajo de Biscayne Bay declaró que la aguas que conforman la Bahía de Byscaine corren peligro por la situación de emergencia que supone el estado de la red de aguas negras.

Y aunque nos digan que el agua del grifo no tiene problemas porque está filtrada, la realidad es que en la Florida nuestro acuífero esta a unos pies de tierra firme y las aguas negras están contaminado nuestro medioambiente y destruyendo la ecología que protege nuestras playas, la fuente de agua y los organismos vivos, peces, mariscos y animales que se nutren de ellos. No son dos sistemas de agua, si no un sistema cuyos contaminantes se quedan en nuestro medioambiente.

Y mientras muchos se quejan de nuestros legisladores en Tallahassee, recordemos que aprobaron una ley en 2008 para terminar con la práctica de desagüe de aguas negras filtradas en el océano. Les dieron a los condados hasta 2018 para encontrar una manera de reusar las aguas y reducir la contaminación.

En 2013, varios condados, incluyendo Miami-Dade, cambiaron la ley para no tener que cumplir con los requisitos hasta 2025. Ese mismo año, el Condado de Miami-Dade tuvo que aceptar un acuerdo mandatorio con el Gobierno federal por falta de mantener la infraestructura de nuestro sistema de agua y alcantarillado. En este momento estamos en violación de ese mandato y un gran jurado también determinó que nuestro medioambiente está en peligro debido a la antigüedad y condiciones de la red de agua y alcantarillado y los más de 100.000 tanques sépticos que existen aún, cuyos contenidos contaminan tierras y acuífero.

Por eso les pido que, la próxima vez que vean un aviso de playa cerrada, lo consideren más que una molestia. Que piensen en la contaminación, en nuestro medioambiente, en la salud de nuestras playas que las desfrutan no solo nuestros hijos y nuestros nietos, pero también los turistas que nutren nuestra economía.

Así que la próxima vez que vean una banderita roja sepan que es un pedido desesperado de auxilio de nuestras playas.

Raquel Regalado es abogada y fue miembro de la Junta de Escuelas Públicas del Condado de Miami-Dade

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la presión internacional logrará la libertad del opositor cubano José Daniel Ferrer, detenido por el régimen de la isla desde inicios de octubre?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas