Un hogar de acogida es un sitio donde el Estado lleva a los niños a vivir, cuando han sido sacados de su casa por abuso infantil, sea sexual, físico, psicológico o negligencia. Estos permanecen allí hasta que se decida si pueden devolverse a su familia de origen o ser adoptados.

Los niños siempre quieren a sus padres, aunque sean asesinos en serie. Necesitan el contacto con sus padres, aunque haga falta una persona que lo guíe y proteja de su propio padre durante el encuentro. Estudios han demostrado que los niños totalmente separados de sus familiares, sobre todo de la madre y el padre, comienzan a deprimirse, a tener problemas en la escuela y en su salud.

Te puede interesar

Estos niños vienen llenos de preguntas sin respuestas. El cambio brusco de su casa a otra de personas desconocidas, puede causar más conflictos emocionales que ayuda real. Esto, sin tomar en cuenta que antes de llegar al hogar de acogida pasó por ser arrancado del seno familiar, por policías que lo metieron en su carro y se lo llevaron.

Es importante que haya terapia infantil y familiar durante el proceso de separación de los niños de sus padres. Dada por verdaderos profesionales, ya que se enfrentan a serios procesos que ameritan mucho conocimiento para ser superados. Muchos niños le "cobran" al padre o madre del hogar de acogida toda la rabia y el dolor de haber sido separados abruptamente de sus padres biológicos. A ellos debe explicárseles bien lo que está sucediendo, o el daño será peor.

Hay un problema muy serio de salud mental en EEUU, porque el acceso a buenos terapeutas no es pagado ni por los seguros, ni por el gobierno.

El acto de sacar a los niños de casa y separarlos se hace por su propia seguridad, "supuestamente". Además del posible abuso recibido en su familia, nadie le explica nada, nadie contesta a sus preguntas. Muchas veces, la madre no sabe lo que está pasando, por ejemplo están siendo abusados sexualmente por su padrastro. Aunque una mamá siempre sabe que un niño está siendo abusado.

El trabajo de prevención es importante para minimizar los conflictos con las familias y los niños. Remover a los niños de su familia es traumático. Si es necesario hacerlo, debe existir ayuda psicológica en el proceso. Las familias

deben ser evaluadas profundamente por un experto en terapia familiar. Quizás trabajar con la familia es mucho mejor para todos. Evitar a toda costa re-traumatizar a un pequeño que ya está siendo traumatizado.

www.NancyAlvarez.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.97%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.34%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.69%
61454 votos

Las Más Leídas