Durante los últimos 20 años hemos observado a un grupo de conciudadanos actuando de muy mala fe contra la mayoría de la población.

Resentimiento, engaño, división, venganza, círculos bolivarianos, exilio, judicialización de la disidencia, compra de conciencias, lavado de cerebros, adoctrinamiento, confiscación, sometimiento psicológico, grupo paramilitares, colectivos, violencia y corrupción formaron parte de las herramientas utilizadas por la dictadura chavista-madurista para instrumentar un maléfico aparataje de control social.

Te puede interesar

Esa dictadura, que mostró la peor cara del venezolano, no pudo consolidar su proyecto castro-comunista en el País y está por caer.

Luego de que caiga la tiranía y de una muy merecida y corta celebración, hará falta realizar un rápido diagnóstico de la depauperada situación en la que seguramente están todos los sectores del País y también será necesaria la implantación de una buena dosis de justicia para sanar las profundas heridas.

Son varios los grupos de ciudadanos, profesionales y ONG´s tanto dentro del País como en la Diáspora que vienen trabajando, desde hace varios años y de manera incesante, en la elaboración de planes de recuperación para Venezuela, en diversos campos o sectores, tales como:

  • Petrolero;
  • Eléctrico;
  • Agropecuario;
  • Salud;
  • Educación;
  • Deporte;
  • Seguridad y Defensa;
  • Industrial;
  • Comercial;
  • Financiero;
  • Legal: y,
  • Político.

La sola enunciación de esos planes hará recuperar el golpeado ánimo y la torpedeada confianza en sí mismo del ciudadano venezolano, otrora alegre y pujante, que encontrará finalmente la posibilidad de poner a funcionar su inmenso amor por la patria, generando al mismo tiempo riquezas, estabilidad y bienestar.

Nadie ha de tener dudas de que la próxima Venezuela (veNEXTzuela) logrará dar un muy favorable vuelco a las condiciones de vida de los ciudadanos y será un mucho mejor País que el que teníamos antes de esta dictadura.

Sin embargo, hemos de entender que las características que nos identificaban a los venezolanos antes de esta dictadura, en buena medida sirvieron de base para que nos pasara lo que, como sociedad, nos pasó.

Fuimos víctimas fáciles, hasta colaboracionistas, de un secuestro colectivo llevado a cabo por un grupo de psicópatas delincuentes inescrupulosos, que traicionaron a la patria y que se asociaron con el castro-comunismo, para robarse los recursos de todos venezolanos, por el mayor tiempo posible.

Por ello, esa próxima Venezuela (veNEXTzuela), además de ejecutar los referidos planes de recuperación, requerirá del mejoramiento de las características personales, sociales y ciudadanas de cada uno de nosotros.

En este sentido, la propuesta de Control Civil es que trabajemos muy duro y concienzudamente para abandonar una serie de desviaciones que podríamos englobar bajo el término “vivismo criollo” y que han estado presentes en el modus vivendi del venezolano por muchas décadas, tales como el querer vivir sin trabajar, el reposerismo, el coleo, el cuanto hay para eso, el copiarse en los exámenes, el amiguismo mal entendido, el clientelismo partidista, el ponme donde haya, las roscas empresariales, los groseros márgenes de comercialización, entre muchas otros manifestaciones que debemos dejar en el pasado, sí en realidad queremos tener patria.

juanriquezes@gmail.com

@juanriquezes

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas