La carga inalámbrica de los smartphones es muy práctica, pero casi ningún fabricante de teléfonos que soportan la tecnología Qi trae también un cargador de este tipo, informa la revista "Chip", que hizo tests a 18 cargadores que hay en el mercado.

Los usuarios no pueden cometer muchos errores a la hora de comprar estos aparatos, que se venden por entre 11 y 58 dólares (10 y 50 euros), ya que 17 de los 18 obtuvieron como nota un "bien". Pese a ello, la carga Qi demora cada vez más respecto de la hecha con el cable que viene incorporado, señalan los expertos. Por eso, si hace falta cargar rápido es mejor hacerlo con el cable.

Antes de comprar el cargador es importante comprobar que el celular realmente sea compatible con el estándar Qi, es decir que lleve en la parte trasera unas bobinas de cobre en forma de espiral cubierta de plástico.

Luego hay que decidir si se quiere una almohadilla de carga o un cargador en el que el teléfono se coloque de pie. Si el cargador va a estar en el dormitorio, es mejor que sea un modelo sin luces LED.

Los cargadores que mejores notas sacaron fueron el Qi-Lader RAVPower RP-PC066, el Nanami Fast Wireless Charger y el RAVPower RP-PC058. En relación calidad-precio, el mejor situado fue el quinto de la lista, el Station Choetech T511.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas