LONDRES.- La empresa de análisis de datos Cambridge Analytica, actualmente insolvente, no borró los datos de los usuarios de Facebook afectados por una filtración hasta 2017 pese a recibir varias peticiones, informó hoy el periódico británico "The Guardian".

En abril de 2017, cuando habían pasado 16 meses desde la primera advertencia de Facebook y mucho después de la campaña electoral estadounidense -para la que se utilizaron esos datos-, la polémica empresa confirmó que ya no conservaba ningún "dato derivado" de Facebook.

En marzo se supo que Cambridge Analytica había tenido acceso sin permiso a los datos de millones de cuentas de Facebook. La red social pidió en varias ocasiones desde diciembre de 2015 a la empresa que borrara los datos. Sin embargo, según "The Guardian", solo se borró la información sin procesar, pero se mantuvieron los análisis y los modelos de predicción obtenidos a partir de ella y que son importantes para actividades de micromarketing.

"The Guardian" obtuvo la información a partir de mails internos. Además, varios trabajadores anónimos indicaron que se guardaron datos en los servidores de la empresa en secreto. Uno solo podía recuperarlos si sabía dónde se encontraban, señalaron.

El escándalo se desató al descubrirse que el el desarrollador de una app había recabado datos de usuarios de Facebook con una encuesta de forma ilegal hace cuatro años, información que después desvió a Cambridge Analytica. Esta firma luego trabajó para la campaña electoral del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

No sólo se trató de los datos de los alrededor de 300.000 participantes en la encuesta, sino también de los amigos de éstos en Facebook. Según las estimaciones de la red social, podrían haberse visto comprometidos los datos de hasta 87 millones de usuarios en todo el mundo.

El pasado miércoles, Cambridge Analytica y la matriz británica SCL Group se declararon insolventes y suspendieron sus operaciones.

La información publicada en los medios hizo que prácticamente todos sus clientes renunciaran a sus servicios, argumentaron y añadieron que su situación financiera era "precaria". Asimismo, algunos antiguos empleados e inversores ya estaban involucrados en el proyecto de una nueva empresa de análisis de datos.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario