WASHINGTON — El Pentágono elevó a 95.800 millones de dólares el costo estimado de fabricar una nueva flota de misiles nucleares de base terrestre que reemplazaría al arsenal de Minuteman 3 que ha operado continuamente durante 50 años, informaron funcionarios el lunes.

El estimado es unos 10.000 millones de dólares más elevado que hace cuatro años.

Te puede interesar

Las armas, conocidas como misiles balísticos intercontinentales (ICBM por sus iniciales en inglés), serían parte de un reemplazo casi total de la fuerza nuclear estadounidense durante las próximas décadas, a un costo total de más de 1,2 billones de dólares.

Algunas personas, como el exsecretario de Defensa William J. Perry, argumentan que se puede garantizar la seguridad nacional sin la presencia de ICBM, pero el Pentágono afirma que son fundamentales para disuadir un conflicto armado. El gobierno del presidente Donald Trump reafirmó su compromiso de fabricar una nueva generación de misiles balísticos intercontinentales durante una revisión de la política nuclear en 2018.

“La fuerza de ICBM tiene altas probabilidades de sobrevivir a cualquier circunstancia salvo un ataque nuclear a gran escala”, concluyó la revisión. “Para destruir los ICBM de Estados Unidos en tierra, un adversario necesitaría lanzar un ataque de precisión coordinado con cientos de ojivas de alta capacidad destructiva y precisión. Es un desafío insuperable para cualquier posible adversario hoy día, con la excepción de Rusia".

La flotilla actual de 400 misiles Minuteman desplegados, cada uno con una sola ojiva nuclear, se encuentra en silos subterráneos en Montana, Dakota del Norte, Colorado, Wyoming y Nebraska. Su cantidad se rige, en parte, por el tratado Nuevo START de 2010 con Rusia, que expira en febrero. Rusia quiere extender el pacto, pero no acepta las condiciones impuestas por el gobierno de Trump.

Estados Unidos también se encuentra en proceso de fabricación de una nueva flotilla de misiles balísticos submarinos para reemplazar a los actuales misiles submarinos Ohio. Además fabrica un nuevo bombardero con capacidad nuclear de largo alcance para reemplazar al B-2; un misil nuclear crucero de próxima generación lanzado desde el aire; un nuevo comando nuclear y un sistema de comunicaciones. También trabaja en ojivas actualizadas, incluyendo un reemplazo para las ojivas de misiles balísticos intercontinentales a un costo estimado de 14.800 millones de dólares.

La estimación del Pentágono de 95.800 millones de dólares para el reemplazo de los Minuteman fue reportada en primera instancia por Bloomberg News. El Pentágono proporcionó la estimación al Congreso el mes pasado, pero se había negado a hacerla pública.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas