Embed

¿Hay algo que no sepamos las mujeres sobre la prevención del cáncer de mama? Seguramente no. Sin embargo, los casos siguen aumentando; especialmente en los sectores más pobres y con menos instrucción. Por eso nunca será suficiente la información que podamos dar.

Factores de riesgo

Hay factores de riesgo que no podemos cambiar. Son los factores genéticos que debemos conocer y controlar. Pero hay muchos factores sobre los que sí podemos influir, que son los relacionados con el estilo de vida. Entre ellos, el sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo y el consumo de alcohol. Si quieres conocer más factores de riesgo, puedes consultar en el sitio web de American Cancer Society.

Diagnóstico temprano

Como en cualquier tipo de cáncer, en el cáncer de seno el diagnóstico temprano es fundamental. El autoexamen mamario y la visita al ginecólogo son las primeras medidas que se deben tomar. Pero también es importante atender a esos pequeños signos que a veces dejamos pasar. Por ejemplo: cambios físicos en las mamas, irritación en la piel de las mamas sin explicación o secreción del pezón. Conocer nuestros senos y tocarlos con frecuencia de manera exploratoria es fundamental en el diagnóstico precoz. Más información al respecto en Cancer.net

Tratamiento preventivo

Tenga o no probabilidades de padecer cáncer de seno, es altamente recomendable para todas las mujeres, más aún para las que van envejeciendo o tienen factores de riesgo, mantener una alimentación balanceada y realizar ejercicios. Sumado a una actitud positiva, son los tres factores clave para tener óptimas condiciones para evitar, retardar o enfrentar un cáncer de mama. Por otra parte, en el caso de las mujeres con alto riesgo hay tratamientos médicos que pueden tomarse, con Tamixofeno o raloxifeno, y que deben ser indicados por un especialista. Más información sobre estos tratamientos, en cáncer.org.

FUENTE: CIMAHUB / KMOWMORE - INSPIRULINA
 

Deja tu comentario