El compositor y guitarrista Manuel Corona Raimundo nació el 17 junio de 1880 en Caibarién, Villa Clara, y muy joven se trasladó a La Habana.

A su llegada a la capital trabajó en el taller de cigarros La Eminencia, pero muy pronto comenzó a encaminarse en la música. El supervisor de la factoría de tabaco le había enseñado los primeros acordes de la guitarra.

Te puede interesar

Participaba en tertulias y peñas familiares donde tocaba la guitarra y mostraba sus composiciones. Ya en 1900, a los 20 años, había compuesto el bolero “Doble inconsciencia”.

Se relacionaba con otros compositores de la época a través de contestaciones: canciones a modo de respuesta de otras canciones. De ahí surgió el popular tema “Animada”.

Entre sus cientos de canciones también sobresalen “Mercedes”, “Aurora”, “Santa Cecilia”, “Una mirada”, “Contrapunto”, “Mi pecho y mi alma” y, fundamentalmente, “Longina”. Esta última, compuesta en 1918, estuvo inspirada en la actriz Longina O’Farrill, de quien se enamoró en cuanto la conoció en la casa de la trovadora María Teresa Vera. En su honor se celebra en Cuba el Festival de Trovadores “Longina”.

Entre los géneros musicales que cultivó se encuentran la guaracha, las habaneras, el bolero e, incluso, el tango y el blues.

Su talento lo llevarían a ser considerado uno de los cuatro grandes de la canción trovadoresca cubana, junto a los santiagueros Sindo Garay, Alberto Villalón y Rosendo Ruiz.

Sin embargo, murió olvidado y en la pobreza. Manuel Corona falleció el 9 de enero de 1950, a sus 69 años, en un cuarto al fondo del bar Jaruquito, en Marianao, La Habana.

Los conductores de ómnibus de la ruta 32 de la capital realizaron una colecta para velarlo en la funeraria San José. La Sociedad de trovadores lo trasladó para su sede y el 10 de enero de 1950 fue el entierro. El duelo de despedida estuvo a cargo del reconocido músico Gonzalo Roig.

Sus restos estuvieron en el cementerio habanero hasta 1968, año en que fueron trasladados a su Caibarién natal.

Embed

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31.01%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.3%
19257 votos

Las Más Leídas