LA HABANA.- El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas tiene aseguradas en Cuba 1.606 toneladas métricas de alimentos para unas 275.000 personas que pueden resultar afectadas por el azote del poderoso huracán Irma a su paso por la costa norte de la isla, informó este miércoles esa institución.

La representante del PMA en Cuba, Laura Melo, citada en un comunicado, subrayó la disposición de esa agencia de apoyar a las autoridades cubanas en sus "acciones de respuesta" tras el paso de Irma, un intenso huracán categoría 5 -máxima de la escala Saffir-Simpson- que se espera que afecte a la isla entre el viernes y el domingo próximos.

El PMA calcula que las 1.606 toneladas de arroz y frijoles destinadas a Cuba serían suficientes para cubrir las necesidades de los damnificados durante un mes, como complemento de la respuesta del régimen cubano frente a la previsible situación que generaría el huracán.

Como parte de la asistencia inicial, la agencia tiene previsto un "stock" de alimento que podría llegar rápidamente a las zonas que sean afectadas.

Melo indica que la "efectividad" de esa estrategia ya fue constatada tras el desastre ocasionado por el huracán Matthew en la provincia oriental de Guantánamo en octubre de 2016.

Entonces, el programa puso a disposición de las autoridades cubanas "apoyo logístico" a sus capacidades de almacenamiento, y unas 181.000 personas recibieron asistencia con alimentos en las zonas devastadas por Matthew.

La representante del PMA resaltó además que Cuba tiene "grandes fortalezas" en reducción de riesgos de desastre y subrayó que con Matthew, aunque fue un huracán potente, "no hubo ninguna pérdida humana" en la isla, una experiencia que les complace "acompañar".

Asimismo recuerda que desde 1963, cuando la isla sufrió el devastador impacto del ciclón Flora, la segunda mayor catástrofe meteorológica registrada en Cuba, el PMA ha apoyado a las autoridades cubanas ante desastres provocados por fenómenos naturales, con unas 20 operaciones por un valor de más de 33 millones de dólares.

Irma, descrito por los especialistas como un intenso huracán "extremadamente peligroso", en su avance por las Antillas Menores ya ha descargado la furia de sus vientos sostenidos de 295 kilómetros por hora, incluso con rachas superiores, dejando al menos dos víctimas mortales en las islas de San Martín y San Bartolomé.

En Cuba, la Defensa Civil ha declarado en fase de "alerta" a las provincias orientales y mantiene en la "informativa"para las centrales Sancti Spíritus y Cienfuegos y la occidental Matanzas, mientras que La Habana y Mayabeque deben mantenerse "atentas".

Entre las medidas, se agilizan las evacuaciones de unos 5.300 turistas extranjeros y 800 cubanos que se encuentran en el destino Jardines del Rey, un conjunto de cayos situado al norte de la provincia Ciego de Ávila, en peligro inminente por la posibilidad de que el paso de Irma transcurra en los mares más cercanos.

También ha comenzado la recolección de productos agrícolas como el café para recopilar el grano que ya está maduro en las montañas de las provincias orientales.

Empresas estatales como la Unión Eléctrica y la de Telecomunicaciones (ETECSA) han informado de que están adoptando medidas para minimizar los posibles daños frente a la amenaza que supone Irma, que hasta ahora se mantiene con fuerza de huracán 5, provoca acumulaciones de lluvias y genera grandes marejadas.

De acuerdo con el especialista del Instituto de Meteorología de la isla, Armando Caymares, Irma es una tormenta "récord" para el área del Caribe y un huracán que está "muy bien estructurado" que clasifica como "poderoso, grande y lluvioso".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario