En un mundo en que la comida chatarra saturada de grasas, sal y azúcar esta siempre al alcance de la mano, y tiende a ser una opción más rápida y económica, es importante estar al tanto de sus efectos en nuestra salud.

Nuestro cerebro es propenso a volverse adicto a las grasas, por ende, entre más comemos más las deseamos. Este no es el único peligro de consumir comida chatarra, al ingerir este tipo de alimentos, el cerebro envía automáticamente una señal que aumenta el apetito, haciéndonos comer más. Agregado a esto, un estudio reciente, dado a conocer por el diario El País de España, reveló que el consumo de grasas, azúcares y sal, inflama las células del sistema inmune del cerebro.

A continuación compartimos una lista elaborada por el portal web, Health Line, de otras consecuencias de consumir comida chatarra:

  • Dolor de cabeza.
  • Depresión.
  • Acné.
  • Daño a los dientes y encías.
  • Mala respiración.
  • Daños cardíacos.
  • Altos niveles de colesterol.
  • Tensión alta.
  • Aumento de peso.
  • Descontrol de niveles de azúcar e insulina.
  • Acumulación de calorías.
 

Deja tu comentario