LOS ÁNGELES.- La sonrisa mundialmente conocida de Earvin Magic Johnson se desvanece cuando la ex estrella del baloncesto piensa en los momentos más difíciles de su vida. Hace 25 años le contó a su mujer, Cookie, que le habían diagnosticado VIH y aún sufre al recordarlo.

"Creo que seguramente ahora estaría muerto si ella me hubiera dejado, sin duda", dijo Johnson, que ahora tiene 57 años, a la revista "People". "Pensó que sería mi sentencia de muerte porque no sabíamos nada sobre la enfermedad".

Johnson ganó con Los Angeles Lakers cinco títulos de la NBA, revolucionó el formato de juego como base de 2,06 metros de altura y encandiló a los fans del baloncesto de todo el mundo con el "Dream Team" en los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona.

Pero alcanzó el mayor logro de su vida después de terminar su carrera deportiva, dirigiendo todas sus fuerzas a realizar labores de información sobre el Sida y rompiendo el tabú de esta enfermedad.

"Ha cambiado por completo la consideración del VIH en Estados Unidos", opinó recientemente Phill Wilson, Jefe del "Black AIDS Institute", en el portal "Mic".

Con ayuda de su personalidad, Johnson acabó con los grandes prejuicios de la época. "La idea dominante era que el VIH era solo una enfermedad de homosexuales blancos", recuerda Wilson. "Incluso después de que Arthur Ashe (icono del tenis) y otros afroamericanos conocidos murieran, la atención en las comunidades negras no era constante, hasta la revelación pública de Magic".

Johnson se dirigió el 7 de noviembre de 1991 al público estadounidense y anunció su infección de VIH y el final de su carrera deportiva. Más tarde volvió y ganó un oro olímpico con sus compatriotas, pero lo dejó definitivamente con mucha tristeza por la preocupación de su mujer después de dos breves vueltas a la cancha.

"Los jugadores tenían mucho miedo de infectarse con VIH cuando jugaban contra mí", dijo Johnson hace unos años.

Sin embargo, el que actualmente es un exitoso hombre de negocios nunca se planteó dejar la vida pública y luchar en soledad contra la enfermedad.

"Nunca he pensado que iba a morir, no soy ese tipo de persona. He sido toda mi vida muy competitivo", escribió sobre su forma de tratar con la inmunodeficiencia. Una combinación de numerosos medicamentos evita que se desarrolle la enfermedad.

Primero buscó los focos dando charlas de motivación y como presentador de televisión. Ahora es dueño de un patrimonio estimado de 500 millones de dólares (450 millones de euros) y está activo en numerosos sectores. Johnson también es copropietario del equipo de béisbol Los Angeles Dodgers y se encuentra en la exclusiva lista deinvitados al cumpleaños de Barack Obama.

"Lo que hace a Magic tan especial no fue solo cómo jugaba en la cancha, sino también su contagioso entusiasmo por la vida y lo que ha logrado para la comunidad negra con sus negocios", dijo el presidente de Estados Unidos sobre Johnson. "Es desde hace mucho tiempo un líder sobresaliente en nuestro país".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas