Los representantes al Congreso de EEUU por la Florida Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo, reaccionaron en la madrugada de este sábado, en un comunicado de prensa, ante la noticia de la muerte del dictador cubano Fidel Castro.

Ros-Lehtinen manifestó que “el día en que la gente, tanto dentro como fuera de la isla, ha esperado ha llegado: el tirano ha muerto”. Dijo también que este puede ser el comienzo de un renacer para el último bastión comunista del hemisferio occidental. "El pueblo cubano ha sido maltratado por demasiado tiempo para continuar por este camino”, puntualizó.

Afirmó también que aquellos que todavía gobiernan a Cuba y pretenden retrasar la liberación de la isla, no podrán detenerla. “Los sucesores de Castro no pueden esconderse y no deben poder esconderse bajo cambios cosméticos que sólo alargarán el malestar de la nación cubana”. En el régimen, sin importar quién lo conduzca, tendrá un fragmento de legitimidad si no ha sido elegido por el pueblo de Cuba en elecciones libres y justas.

Convocó a los apologistas de Fidel en todo el mundo a que colaboren con el restablecimiento de la libertad y los derechos humanos en la isla “uniéndose al llamado para que el nuevo régimen libere a los cientos de luchadores por la libertad y activistas pro democracia aún encerrados en las cárceles de Castro”.

No será hasta que “se celebren elecciones, se liberen los presos políticos y se restaure la libertad, que Estados Unidos termine legalmente su embargo contra el régimen comunista en La Habana. El momento de actuar es ahora”, aseveró la congresista.

“Debemos aprovechar el momento y ayudar a escribir un nuevo capítulo en la historia de Cuba; La de una Cuba libre, democrática y próspera. Una Cuba donde la fe en Dios ha prevalecido sobre la tiranía, una Cuba cuyo pueblo se levantó para afrontar los desafíos que se les presentaban y los venció por puro patriotismo y amor al país".

Las declaraciones del representante del distrito 25, Mario Díaz-Balart apuntan a que Cuba, “a pesar de su dictadura totalitaria, ha marcado profundamente una nación próspera”. La muerte de Castro “anuncia una esperanza renovada de que finalmente el pueblo cubano será libre. Ahora debemos trabajar aún más para lograr la libertad, los derechos básicos y la libertad. Elecciones multipartidistas para el pueblo cubano”.

"El dictador tiene la sangre de los inocentes en sus manos, y su dictadura es culpable de torturas, asesinatos y muchas otras atrocidades”. El dictador “finalmente se enfrenta a su Creador”, afirma Díaz-Balart, quien reconoce que “el pueblo estadounidense continúa su fuerte solidaridad con el pueblo cubano en su lucha por las elecciones libres, los derechos humanos y la libertad”.

Carlos Curbelo, representante por el distrito 27 hace notar que “el dictador cubano Fidel Castro aterrorizó al pueblo de Cuba durante décadas con persecución religiosa y política, la opresión de la libertad de expresión y la libertad de prensa y la falta de respeto a los derechos humanos básicos.

"Durante los últimos 50 años, Castro y su régimen minaron los intereses estadounidenses en América Latina y en nuestro país, sus políticas antiamericanas y sus relaciones con regímenes brutales como Irán y Corea del Norte han demostrado ser una amenaza significativa para nuestro tiempo de seguridad nacional y las políticas que no han cambiado a pesar de las concesiones sin fin de la Administración Obama para el régimen en los últimos dos años”.

Para Curbelo, "ahora más que nunca, el pueblo de Cuba necesita nuestra solidaridad, EEUU y todos nuestros aliados democráticos deben exigir reformas políticas que garanticen los derechos humanos de todos los cubanos".

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas