MIAMI.- Emilio Estefan representa el drama del exilio cubano. Para el empresario y productor musical cubanoamericano, -que abandonó la isla a los 11 años-, tras la muerte del dictador Fidel Castro, se abre una nueva etapa.

Estefan confía en que hoy más que nunca el futuro de la isla pertenece a los jóvenes, y todavía sueña con llevar su música a la isla cuando verdaderamente viva en democracia.

¿Qué opina de la reacción que ha provocado en Miami la noticia de la muerte del dictador cubano?

Todo el mundo permanece a la espera del día que pueda haber un cambio en nuestro país, un cambio positivo, y eso va a poder ocurrir el día en que desaparezcan ellos [los Castro]. No solamente porque mueran, sino porque haya un cambio de gobernante que conduzca el país sin odio y que la gente pueda decidir quién va a ser su presidente.

En ningún lugar del mundo un dictador puede dirigir un país. Un Gobierno de más de 55 años con una misma persona no puede funcionar bien.

He visto pasar seis presidentes en Estados Unidos y con todos de alguna manera he trabajado. Cuando ha habido presidentes más jóvenes, han buscado asesorarse de personas con más edad, por el peso de la experiencia que traen los años, pero la juventud sin dudas trae nuevas ideas y a los jóvenes hay que darles paso.

Yo no creo que lo que se esté celebrando en Miami sea la muerte de Fidel Castro, sino la posibilidad de una apertura en nuestro país. Que de alguna manera pueda haber un cambio porque él era el cerebro principal de la revolución cubana. Cuando Raúl [Castro] deje de estar al frente del Gobierno, por suerte, vendrá gente nueva que podrá traer cosas mejores.

¿Cuáles son sus deseos para Cuba?

Siempre digo que acepto lo que los cubanos que están allí voten y decidan. Si eligen un Gobierno comunista, esa será la decisión del pueblo, pero pido que les den el derecho de votar.

El daño que se hizo todos estos años ya es irreversible. Él [Castro] me quitó mi niñez y a mi madre. Me tuve que hacer hombre a los 11 años y salir del país para salvar a mi familia.

Los que se han ahogado en el Estrecho de la Florida, los presos políticos, los muertos de la Brigada de Asalto 2506, las víctimas de la represión contra los disidentes, que en estos momentos están bajo tremenda presión en Cuba porque el Gobierno teme la posibilidad de un estallido social…, nada de eso es irreversible.

Además, pienso que el comunismo no funciona en ninguna parte. Creo que hay que buscar un punto medio, ni muy a la derecha, ni muy a la izquierda. La experiencia ha demostrado que el sistema social que funciona es donde el pobre puede tener aspiraciones de progresar y el rico contribuir al crecimiento de su país y el mejoramiento de la sociedad. El 97% de mis empleados tiene trabajando conmigo más de 30 años y a todos les he abierto las posibilidades de crecer. Tiene que ser así: la gente tiene que estar inspirada, saber que puede hacer cosas diferentes y que puede mejorar.

¿Qué significado le otorga a este momento?

Creo que se ha abierto una posibilidad de cambio y que ese cambio debe ser positivo.

Si me preguntan cuál es mi mayor deseo, contesto que quisiera organizar un concierto de Gloria [Estefan] en Cuba, poder ayudar a mi país, que los niños puedan tener un futuro y sonreír y no tener la desgracia que tuvimos nosotros de perder la adolescencia y la juventud.

Cuando emigré de Cuba, de niño, tuve que convertirme en hombre antes de tiempo e ir a una iglesia a buscar comida, y tocar el acordeón los fines de semana en un comedor para que mi padre y yo pudiéramos alimentarnos. De eso saqué la experiencia de disfrutar las cosas realmente importantes de la vida.

Cuando mi madre murió, no la tuve conmigo en ese momento por culpa de ese señor [Castro], porque mi padre y yo nos fuimos de Cuba y ella se tuvo que quedar porque mi hermano estaba en edad de servicio militar. Pero ya nada de eso lo puedo arreglar.

Asumiendo que la muerte de Castro pueda significar el comienzo de una nueva era, ¿qué tendría que pasar en Cuba para que Gloria y Emilio Estefan decidan hacer algo allí?

Tendrían que haber elecciones libres, donde el pueblo pueda decidir su gobernante y, sobre todo, que haya libertad de expresión, que no se monitoree lo que se puede cantar o decir porque esa fue la razón por la que salimos: en busca de libertad, no dinero, ni mejoras sociales, sino para que nuestros hijos pudieran vivir en un país libre.

Previo al discurso que dio el presidente Barack Obama durante su visita a La Habana, estuve reunido con él durante seis horas y me hizo muchas preguntas. Al Presidente le quedó claro que con Cuba no tengo ninguna agenda de negocios, sólo quiero hacerle bien a mi país. Por eso para mí no es importante ir allá a pasear, ni a buscar cómo dar un concierto.

¿Qué opina de la participación de los jóvenes en estas manifestaciones?

De todo esto que está pasando, lo que más me ha impresionado es ver la actitud de los jóvenes. Muchos se tiraron a las calles y decían ‘lo hago por mi abuela, por mi abuelo’. Me ha dado mucha alegría, por eso estoy muy orgulloso del exilio porque hemos conservado la cubanía.

Mis hijos hablan español perfectamente bien, comen arroz y frijoles, eso me encanta porque con el tiempo algunas comunidades han perdido su identidad, sin embargo el exilio cubano nunca ha perdido eso.

También disfruto mucho que los cubanos, a pesar de las diferencias que podamos tener por la época en que vinimos u otras vivencias, nos apoyamos y nos ayudamos, eso es muy bonito.

Ayer, mientras se presentaba el musical On your Feet en Broadway, sobre la vida de Gloria y al mía, cuando comenzaron a cantar Quiero mi Cuba libre, de momento los latinos que estaban en el teatro se pararon y comenzaron a aplaudir. Los italianos y los judíos presentes comenzaron a preguntar qué pasaba, les explicaron que la canción hablaba de una “free Cuba”. En un momento todos comenzaron a aplaudir y llorar. Imagínate la emoción de ver al teatro en pie cantando “Quiero mi Cuba libre”, todo eso al ritmo de chancletas sonando sobre el escenario. Fue muy emotivo.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas