MIAMI.-El candidato Donald Trump, durante las primarias del Partido Republicano, fue en especial duro y devastador con uno de sus adversarios, y favoritos de ganar la nominación republicana, el ex gobernador de Florida y miembro de familia presidencial, Jeb Bush.

No sólo ofendió a Columba Bush, la esposa del ex gobernador, por ser ella de origen mexicano, sino incluso a Barbara Bush, matrona del clan.

Lo calificó de “bajo de energía”, lo trató con absoluto irrespeto, y se atravesó, de manera irremediable, en las aspiraciones presidenciales del menor de los Bush.

Este viernes, en una columna editorial en el Wall Street Journal, Jeb Bush recorre el mismo camino de políticos como Mitt Romney o Nikki Haley, quienes se refirieron en los peores términos a Trump –desde racista y misógino hasta estafador- pero al final terminaron dándole su respaldo. Incluso la gobernadora de Carolina del Sur acaba de ser nominada, por el presidente electo, como la representante de Estados Unidos en las Naciones Unidas.

Dicho nombramiento, al igual que el de Jeff Sessions como fiscal general de la Nación, tendrá que ser ratificado o no por el Senado.

“El Partido Republicano debe construir sobre su victoria [la de Trump], los republicanos tienen que reconocer que somos aún un país dividido que le dio a la señora Clinton cerca de dos millones más de votos que al señor Trump”, indicó Bush.

“Tenemos el poder de establecer una agenda y la responsabilidad de gobernar no apenas a nombre de los votantes que apoyaron al presidente electo Trump, sino de todos los estadounidenses”, explicó el ex gobernador.

Bush, sin embargo, lanzó un dardo a la que ha sido considerada la campaña presidencial más feroz y divisionista de la historia. “Debemos dejar en claro que no hay espacio en nuestras toldas para prejuicios despreciables como el racismo, la misoginia o el antisemitismo”.

Pero a renglón seguido, el excandidato republicano escribió que “continuaré rezando por el presidente electo Trump y su familia. Rezo para que gobierno de manera incluyente, con humildad y propósitos”.

Al final de su columna escribió que “quiero que sepa [Trump] que espero que tenga éxito. Espero que amplíe el alcance del Partido Republicano, que trabaje con los demócratas y gobierne con pragmatismo y compasión. Hay muchos que no votaron por él que están de acuerdo en que lo más importante ahora es unificar la nación y salir adelante unidos. Trabajaré para apoyar esas metas”, concluyó.

LEA TAMBIÉN: NOTICIAS CALIFORNIA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas