El Salvador.- La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), aplaudió la decisión de El Salvador de unirse al plan regional de protección para los centroamericanos que se ven obligados a migrar.

Al unirse a esta iniciativa, conocida en la región como el Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS), el nuevo Gobierno de El Salvador se ha convertido en el séptimo país en adherirse a este proyecto que une a actores nacionales y regionales para ayudar a las personas desplazadas y a las comunidades que las acogen.

Te puede interesar

En este sentido, El Salvador trabajará junto a México, Belice, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá para atender las necesidades de los migrantes en ámbitos como la seguridad, la salud, los medios de vida y la educación, según lo establece el Pacto Mundial sobre los Refugiados.

"Al unirse a esta iniciativa, conocida como MIRPS, El Salvador está dando un paso importante en materia de asistencia y protección a las personas desplazadas forzadamente", apuntó ACNUR a través de un comunicado.

La presencia de maras ha convertido El Salvador en uno de los países más violentos del mundo y ha provocado la migración masiva hacia Estados Unidos. No obstante, la tasa de homicidios ha descendido cerca de un 16 por ciento respecto a 2018. El año pasado, alrededor de 46.800 salvadoreños solicitaron asilo en distintos países del mundo y al menos 71.500 salvadoreños se desplazaron a otros puntos del territorio nacional

El representante regional de ACNUR para América Central y Cuba Giovanni Bassu recordó el caso del migrante Óscar Martínez, ahogado con su hija Valeria de 23 meses cuando trataba de cruzar el río Bravo, y cuya fotografía llamó la atención mundial sobre la tragedia que acecha a miles de migrantes en su rumbo al norte.

El presidente Nayib Bukele ha asegurado en reiteradas ocasiones que su objetivo es "hacer de su país un lugar más seguro para todos los salvadoreños. Su decisión de sumarse a este marco de trabajo regional es un excelente primer paso", valoró Bassu.

Explicó que partir de ahora y como parte del acuerdo, El Salvador tendrá que desarrollar e implementar un plan de acción nacional en consultas con la población desplazada, las instituciones nacionales y locales, la sociedad civil y los organismos internacionales. Es decir, diseñar una hoja de ruta que deberá establecer vías concretas para mejorar la protección de los desplazados y de los retornados a El Salvador.

Por último, ACNUR se ha comprometido a ofrecer apoyo a El Salvador en este proceso y aseveró que continuará dando asistencia técnica a la Asamblea Legislativa en la redacción de leyes para proteger a las personas desplazadas.

FUENTE: Con información de DPA

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas