MIAMI.- “Recibo con humildad este premio que le pertenece al pueblo de Venezuela, a los presos políticos y a sus familias”, dijo Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), al recibir este jueves 27 de abril en Washington DC el premio “Libertad” que le entregó la organización internacional no gubernamental Freedom House por “su defensa de la democracia y el trabajo realizado por los presos políticos de Venezuela y sus familias”.

El diplomático uruguayo expresó que se trata de una distinción “que no es personal sino para quienes sufren la represión”, refiriéndose a los ciudadanos fuertemente reprimidos a manos de la Guardia Nacional, la policía política y los grupos paramilitares por el simple hecho de reclamar en las calles sus derechos y libertades fundamentales así como la realización de elecciones generales, un paso que también, desde su firme posición en la OEA, Almagro le ha exigido a Nicolás Maduro, a cuyo gobierno ha clasificado como inconstitucional.

Te puede interesar

Freedom House destacó que este premio al jefe de la OEA es un reconocimiento por “los esfuerzos por ayudar al creciente número de políticos, periodistas, estudiantes, profesores y otros venezolanos que han sido encarcelados por razones políticas y a menudo abusados físicamente en custodia”. Freedon House reconoció que desde que el abogado uruguayo asumió el liderazgo de la OEA, en mayo de 2015, ha sido un “defensor honesto de los valores democráticos en Venezuela, donde el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha intensificado la represión política y exacerbado una crisis económica y humanitaria extrema”.

Embed

Almagro dedicó su premio a los presos políticos de Venezuela, entre ellos el líder opositor Leopoldo López y el alcalde de Caracas Antonio Ledezma: “Este premio es de la gente de Venezuela, de los presos políticos, yo sólo soy su custodio”, y se comprometió a llevarlo “personalmente” a una Venezuela “con democracia y derechos humanos”.

El excanciller uruguayo durante el gobierno de José Mujica, reiteró su llamado a la comunidad internacional solicitando la unión para poder “poner fin a la impunidad del Gobierno venezolano y obligarle a rendir cuentas”. “Los venezolanos viven bajo un régimen cruel determinado a mantenerse en el poder a cualquier coste”, afirmó el diplomático, una de las voces internacionales más críticas del régimen de Maduro.

Freedom House, que promueve las libertades y la democracia en el mundo y es reconocida por sus informes sobre estos temas, criticó la decisión de Venezuela de abandonar la OEA, un paso que requiere dos años de espera para hacerse efectivo (según lo estipula el artículo 143 de la Carta de la OEA, el documento fundacional de 1948) y que nunca antes ha dado ningún otro Estado.

“Si el Gobierno del presidente Nicolás Maduro es serio sobre retirarse de la OEA, entonces ya no está ni pretendiendo aceptar los principios democráticos y sirviendo los intereses de los ciudadanos del país”, advirtió Carlos Ponce, director para Latinoamérica de Freedom House.

“Los Estados miembros de la OEA, como vecinos de Venezuela, tienen el derecho y ciertamente la obligación de insistir en que el país respete los derechos fundamentales de sus ciudadanos y elija el Estado de derecho en lugar de la dictadura”, señaló Ponce, para quien los países de la OEA deben exigirle a Maduro que “libere a los presos políticos y permita elecciones libres y justas para que el país vuelva a la democracia”.

Freedom House premió además a Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, al senador republicano Lindsey Graham por su “defensa de los ideales democráticos”, y al actor Richard Gere por “su trabajo en defensa del pueblo tibetano”.

Gere manifestó su preocupación por Venezuela y asumió el compromiso de “ayudar a los venezolanos en su crisis”. Pelosi no mencionó a Venezuela en su discurso, pero subrayó que la defensa de la democracia y de los derechos humanos en el mundo “es un pilar de la política exterior de Estados Unidos y debe seguir siéndolo”. Por su parte el senador Graham, dijo que “la mejor manera de mantener la seguridad de Estados Unidos es hacer libre a otra gente”.

Al terminar su discurso, Almagro extendió una bandera venezolana junto a Mitzy Capriles de Ledezma, esposa de Antonio Ledezma, su hija Daniela Ledezma, Diana López, hermana del también preso político Leopoldo López, el exiliado venezolano, miembro de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, y algunos de los demás premiados por Freedom House como Gere y Pelosi.

Freedom House, fundada en 1941 en Nueva York y actualmente con sede en Washington DC, también premió este jueves “el liderazgo corporativo de LexisNexis y H&M en la defensa del Estado de derecho y los derechos humanos”.

@LuisLeonelLeon / llleon@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.36%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
60359 votos

Las Más Leídas