domingo 21  de  abril 2024
DERECHOS HUMANOS

Amnistía Internacional alerta sobre impunidad y uso de fuerza en Venezuela

AI señaló también que el hecho de que más del 60 por ciento jueces ocuparan sus cargos de manera temporal hacía temer que pudieran ser "vulnerables" a las presiones políticas

LONDRES/CARACAS.- Amnistía Internacional (AI) dijo que la retirada de Venezuela de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, efectiva desde 2013, continuó privando del acceso a la justicia, la verdad y la reparación a las víctimas de violaciones de derechos humanos y sus familias.

El informe anual de la organización defensora de derechos humanos agregó que durante 2016 se denunció repetidamente el uso excesivo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad, especialmente en la represión de las protestas por la falta de alimentos y medicamentos.

AI señaló que el Gobierno venezolano declaró el estado de excepción y lo prorrogó cuatro veces y que la mayoría de las personas sospechosas de ser responsables de violaciones del derecho internacional y de los derechos humanos cometidos durante las protestas de 2014 todavía no habían comparecido ante la Justicia.

Asimismo, alertó que se siguió encarcelando a personas críticas con el Gobierno y a miembros de la oposición política, así como la continuación de la violencia y el hacinamiento en las cárceles.

El resumen general sobre al capítulo Venezuela recordó que el 15 de enero, el presidente Nicolás Maduro declaró el Estado de excepción y emergencia económica, que se mantuvo todo el año.

Amnistía dijo que la declaración estableció disposiciones que podían restringir la labor de la sociedad civil y de las ONG, al permitir, por ejemplo, que las autoridades revisaran acuerdos firmados entre organizaciones nacionales y entidades jurídicas con empresas o instituciones con sede en el extranjero.

Asimismo, subrayó que la escasez de alimentos y medicamentos se intensificó de "manera alarmante, lo que desató protestas en todo el país".

AI señaló también que el hecho de que más del 60 por ciento jueces ocuparan sus cargos de manera temporal hacía temer que pudieran ser "vulnerables" a las presiones políticas.

"En contra de lo dispuesto por las normas internacionales de derechos humanos, se juzgaba a civiles ante tribunales militares. Las fuerzas policiales se negaban a cumplir las órdenes de puesta en libertad dictadas por los tribunales", dijo AI en el balance anual.

Además, advirtió que el Tribunal Supremo de Justicia limitó drásticamente, mediante resoluciones, las facultades de la Asamblea Nacional, con mayoría de la oposición, lo que "entorpecía la capacidad de diputados y diputadas para representar a los pueblos indígenas".

"Se denunció repetidamente el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad, especialmente en la represión de las protestas por la falta de alimentos y medicamentos", puntualizó.

Sobre las cárceles venezolanas, AI señaló que seguían teniendo "graves problemas de hacinamiento", y que las condiciones de vida de la población reclusa, incluido el acceso a alimentos y la salud, empeoraron, a pesar del anuncio sobre nuevos centros de detención.

FUENTE: dpa

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar