Un artículo de Rafaela Cruz para Diario de Cuba lanza una predicción basada en la paupérrima crisis que tiene sumida a la isla. Reproducimos el texto:

Si alguien confió en que el Gobierno cubano reflotaría el valor del peso, del cual depende el nivel de vida del pueblo, con la debacle eléctrica que se está viviendo ya puede abandonar toda esperanza: el futuro del peso cubano es un negro apagón.

Te puede interesar

Cuando una moneda nacional pierde valor, es deber fundamental del banco central rescatarla, reduciendo la cantidad de dinero en circulación o induciendo un aumento de demanda sobre esa moneda. Para ello, aparte de detener todo aumento de la base monetaria, debe ofrecer activos interesantes denominados en moneda nacional, fundamentalmente bonos estatales, depósitos bancarios y divisas extranjeras. Esto último, por ser lo que más rápido funciona, es la herramienta habitual para mantener el valor a corto plazo de una moneda con respecto a otra.

Ni los bonos estatales ni los depósitos bancarios son viables en las circunstancias cubanas, puesto que el tipo de interés que necesitarían para ser atractivos y atraer un flujo importante de pesos es tan alto, que cuando deban pagarse los intereses se causaría más inflación y devaluación que las que se quiere evitar.

Así, para reflotar el valor de la moneda cubana, solo queda vender divisas en el mercado interno. Por supuesto, ello depende de las reservas de estas que tenga el Banco Central de Cuba. ¿Qué sabemos de eso?

En 2021, el castrismo ordenó detener la captación de depósitos en dólares estadounidense argumentando que no podía mover el efectivo a causa del embargo. En ese momento se habló de cientos de millones de dólares almacenados en bóvedas. No sabemos qué han hecho las autoridades cubanas con ese dinero. Un destino apropiado habría sido ponerlo a circular entre los particulares a un precio razonable —no a los 24 pesos que dice el Gobierno que cuesta un dólar, pero sí a menos de los casi 110 que está costando en el mercado negro—, lo que sería un respiro importante para el bolsillo de los más humildes.

Quizás sea ese el dinero que el Gobierno pensaba usar en el nuevo mecanismo de asignación de divisas que anunció hace más de un mes, pero que no ha vuelto a mencionar, aun cuando es una política que encaja perfectamente dentro de la estrategia económica castrista.

La más probable razón por la que han tenido que detener la puesta en marcha de ese diabólico mecanismo de financiación, destinado a crear privilegiados conectados al Gobierno, es que les ha venido encima la hecatombe eléctrica, y como los apagones tienen un costo político que el Gobierno sabe que ya no puede asumir —por eso no quita la luz en La Habana— han tenido que dedicar todo recurso disponible a salvar mediante parches el sistema nacional de generación eléctrica.

La insolvencia del Gobierno no es una conjetura, el propio Díaz-Canel afirmó en televisión que las reparaciones al sistema eléctrico se han financiado con los "ingresos que hemos tenido del turismo en estos momentos", más lo que se ha recaudado por las ventas en las maltraídas y llevadas tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC); eso significa que el país no cuenta con reservas para contingencias, y si no hay reservas para contingencias, se deduce que el Banco Central de Cuba ya no tiene dólares, por lo que es completamente incapaz de defender la moneda nacional poniendo a circular divisas, única alternativa que le quedaba. El peso está a la deriva.

A eso, súmesele que el déficit fiscal de este año, antes de que hubiese que gastar millones en el sector eléctrico, estaba estimado en 76.000 millones de pesos, dinero sin respaldo productivo que seguirá fomentando inflación y presionando a la baja el valor de la moneda, con lo que la previsión de que el peso cubano superará en menos de un año la barrera de los 200 por dólar es cada vez más factible.

Los pobres cubanos no solo "disfrutarán" este verano tórridas noches infectas de mosquitos que terminarán en amaneceres ojerosos y malhumorados; además, con cada apagón, estará el Gobierno sacándoles, vía inflación, más dinero de sus bolsillos y alejando a sus hijos de la seguridad de un mísero desayuno, que tendrán que pagar en dólares o en MLC. Como diría Resoples… ¡qué país!

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.85%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.71%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.44%
23320 votos

Las Más Leídas