La líder de las Damas de Blanco, Berta de los Ángeles Soler Fernández, y su esposo, el exprisionero político de los 75 Ángel Juan Moya Acosta, denunciaron este jueves ante las cámaras de CubaNet el arresto del que fueron víctimas el pasado 15 de noviembre durante la jornada de la Marcha Cívica por el Cambio, convocada por la plataforma Archipiélago según una entrevista del sitio CUBANET.

“Desde el día 13 (de noviembre) ya habían reforzado el operativo en los alrededores de la sede nacional de las Damas de Blanco…el día 15, alrededor de las 12 menos cinco (del medio día), salimos los dos de aquí de la sede nacional”, declaró Berta Soler.

Te puede interesar

Tras la salida de ambos, cuenta la líder opositora, los agentes de la Seguridad del Estado cubano y la policía nacional que estaban apostados en los alrededores de la sede de la organización, donde residen, salieron a toda velocidad a su encuentro, para detenerlos e impedir que marcharan pacíficamente como pretendían hacer los opositores al régimen en apoyo a la convocatoria de la plataforma Archipiélago.

“A la espalda nuestra venían, con tremenda velocidad, personas del departamento de la Seguridad del Estado vestidos de civil y patrullas, y (desde) la otra esquina en (avenida) Porvenir también venían (a nuestro) encuentro, para cogernos por la espalda o de frente; pero logramos llegar a la avenida Porvenir y nos manifestamos (con frases de) ¡Libertad para el pueblo de Cuba!, ¡Viva Cuba libre!, ¡Abajo Díaz-Canel! y ¡Libertad para los presos políticos!”

Según Soler Fernández, automáticamente las autoridades procedieron a arrestarlos y los enviaron en diferentes autos de la policía hacia distintas comisarías policiales.

“A mí me llevaron para la unidad de policía del Cotorro. Allí me hicieron el registro de todo lo que yo llevaba en una mochila, muy llena, ya yo iba lista…preparada con todo, porque si me iban a dejar y a procesar, por lo menos (por) dos meses no iba a estar sin nada (en prisión)”, aseguró.

Asimismo, detalló que tras su llegada a la estación policial se percató de que había “un policía con una cámara grabando, en ese mismo momento me paré y le dije: oye te voy a tirar la cámara al piso, tu a mí no me tienes que grabar porque son mis pertenencias y yo no las voy a sacar, ve a grabar a Díaz-Canel porque a mí no me lo vas hacer”, enfatizó la activista, y aseguró que detuvieron inmediatamente aquella acción y luego le preguntaron el por qué llevaba tantas cosas en la mochila.

CUBANET subraya que de acuerdo a su testimonio, Berta Soler fue encerrada en uno de los calabozos de la unidad de policía, donde permaneció hasta el filo de las 9 de la noche del propio día 15. Sin embargo, no fue liberada hasta las 12 de la madrugada.

“A las 9 de la noche deciden sacarme, y cuando ya vamos en camino en el carro patrulla, ya por la oncena unidad de la policía en San Miguel del Padrón, hubo una contraorden y el de la Seguridad que va en la (moto) Suzuki le indica al chofer del carro patrulla que tenía que regresar a (la estación de policía del) Cotorro. Allí me tuvieron hasta las 12 de la noche”, denunció la activista.

En ese sentido, refiere que tras ser liberada las autoridades “no me hicieron ninguna advertencia y no me dijeron nada”.

Sobre la repentina salida hacia España del principal organizador de la Marcha Cívica por el Cambio, Yunior García Aguilera, comentó que estaba en su derecho de salir de Cuba, como todas las personas que deseen hacerlo cuando estimen conveniente, y agregó que en su caso no sigue personas y sí ideas.

“Un día 15, cuando la gente está en la calle… que no estuviera en Cuba, estuviera en España, (cuando) muchas personas lo estaban dando como desaparecido y otros estaban pidiendo fe de vida; pero aquí cada cual tiene derecho a salir de Cuba cuando quiera”, insistió.

De igual forma, agregó que aún quedan en la isla mujeres y hombres dispuestos a salir a las calles para exigir al régimen cubano la libertad de todos los presos políticos, el cese de la represión y un cambio hacia la democracia.

“Los que estamos y los que nos comprometimos a salir a las calles, salimos…se fue (Yunior), yo no pensé que se iba a ir, no pensamos que estuviera fuera de Cuba, pero lo más importante es que la lucha continúa”, resaltó Berta Soler.

Ángel Moya. Foto de los autores

Por su parte, su esposo, Ángel Juan Moya Acosta, explicó que tras el arresto fue trasladado hacia la unidad de la policía de Cojímar, donde lo encerraron en una de las celdas del inmueble. Aseguró que también fue liberado sobre las 12 de la madrugada.

“En mi caso no hubo acta de advertencia, no hubo acusación de nada, pero sí es bueno resaltar que estando en uno de los calabozos de Cojímar un oficial de la Seguridad del Estado, que no sé quién es, no lo conozco, en un intercambio de palabras relacionado con la marcha del 15N y de otras cuestiones me dijo que para mí y Berta Soler la Seguridad tenía otros planes”, denunció.

El exprisionero político aclaró que la salida del país de Yunior García fue una decisión personal y que realmente no lo criticaba, porque estaba en su derecho, sin embargo, alertó que su partida “va a traer consecuencias”.

“Por ejemplo, la quinta columna del régimen comunista de Cuba va a usar en algún momento, es más, ya en estos momentos lo está aprovechando, la salida del país de Yunior para desalentar, desmotivar, desorganizar, matar la fe de los cubanos de continuar abogando, a través de cualquier vía, por la liberación del país, la liberación de los presos políticos, el respeto a los derechos humanos y por establecer en Cuba un país con derechos y libertades para todos”, dijo Moya Acosta.

De cualquier modo, recalcó, lo más importante para él es que la mayoría de las personas que se comprometieron en apoyar la Marcha Cívica por el Cambio salieron a la calle, pese a la amenaza del Fiscal General de la República de Cuba de encausar judicialmente a todo aquel que saliera a manifestarse el 15 de noviembre contra el régimen de Díaz-Canel.

FUENTE: cubanet

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.85%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.73%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.42%
13149 votos

Las Más Leídas