LA HABANA.- La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) cifró en 120 el número de presos "por motivos políticos" en el país caribeño y catalogó a algunos como "los más antiguos del Hemisferio Occidental", ya que 21 de ellos llevan entre 15 y 27 años en la cárcel.

El grupo disidente divulgó este lunes un listado parcial actualizado de presos por razones políticas en el que asegura que ha identificado con el "máximo rigor" a 96 activistas opositores y 24 acusados de emplear o planear y utilizar alguna forma de fuerza o violencia para realizar "actos contra la seguridad del Estado".

En su informe señala que resulta "muy difícil" definir una cifra exacta de presos políticos porque están "mezclados" con los presos comunes y, según las estimaciones de esta comisión, la población carcelaria total de Cuba oscila entre 65.000 y 70.000 reclusos.

La comisión que lidera el disidente Elizardo Sánchez clasifica a los presos políticos en cuatro grupos, en uno de los cuales aparecen los nombres de 91 opositores que, sin haber usado la fuerza, fueron condenados o procesados por su actitud o actividades contestatarias.

cárcel-cuba-archivo.jpg
Imagen de archivo de una cárcel en Cuba. Se estima que la población carcelaria de la isla oscila entre 65.000 y 70.000 reclusos.
Imagen de archivo de una cárcel en Cuba. Se estima que la población carcelaria de la isla oscila entre 65.000 y 70.000 reclusos.

Entre ellos registra a una treintena de activistas y miembros del grupo disidente ilegal Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) que lidera José Daniel Ferrer, exrecluso del grupo de los 75 disidentes encarcelados en la "Primavera Negra" de 2003.

En otro apartado figuran 29 condenados en Tribunales de Seguridad del Estado por haber utilizado armas o alguna forma de fuerza o violencia.

Estos incluyen a cinco anticastristas que vinieron desde EEUU entre 1991 y 2001, en varios casos armados, como parte de un grupo de infiltración con el propósito de emprender acciones para derrocar al Gobierno de la isla.

En ese mismo capítulo aparecen los casos de 13 encarcelados por intentos de secuestro de yates, lanchas y aviones para llegar a EEUU, y de cuatro militares que se amotinaron con armas con el propósito de salir del país, dos de ellos condenados a cadena perpetua y los otros dos a 25 y 30 años de prisión.

La relación incluye un anexo en el que cita a 10 antiguos presos de conciencia excarcelados con una licencia extrapenal, una figura jurídica que mantiene vigentes sus condenas de hasta 25 años, impuestas durante la oleada represiva contra la disidencia en 2003.

La CCDHRN reclama la existencia en Cuba de una Ley del Sistema Penitenciario y considera que el Gobierno de la isla debe "desmilitarizar" el sistema carcelario y "subordinarlo" a un organismo civil.

Asimismo, critica que el Gobierno cubano no acepte la cooperación de la Cruz Roja Internacional ni de ONG especializadas y de organismos de las Naciones Unidas para mejorar el funcionamiento de su sistema carcelario, integrado por entre 150 y 180 prisiones de alta seguridad, centros correccionales y otras instalaciones penitenciarias.

El Gobierno cubano no reconoce a la disidencia interna al considerarlos "contrarrevolucionarios" o "mercenarios" al servicio de intereses extranjeros, niega que en las cárceles de la isla existan presos políticos y sostiene que son delincuentes comunes.

 

Deja tu comentario