MIAMI.- El nuevo aniversario de las fiestas patrias en Colombia llega en medio de un momento complejo en el escenario político. Por primera vez en la historia de este país sudamericano los colombianos tendrán un gobierno de izquierda bajo la égida de un exguerrillero que a los 17 años ya cargaba un fusil: Gustavo Petro.

En paralelo, el 20 de julio se cumplieron 212 años del inicio de una serie de sucesos que cambiaron el rumbo de la historia de Colombia. Todo comenzó con un florero que un ‘criollo’ fue a pedir prestado a un español, hecho aparentemente insignificante que desató enfrentamientos que culminaron con la emancipación de esa nación.

Te puede interesar

Pero al igual que ese hito histórico, el 7 de agosto es considerada una de las importantes celebraciones patrióticas en ese país. Su relevancia radica en el simbolismo que encierra esta conmemoración, como una fecha para recordar a los miles de personas que dieron sus vidas por la campaña independentista.

El presente permite ver a un Petro que genera ‘amores’ entre sus millones de seguidores y temores entre un grueso número de colombianos, tantos o más que los que votaron por el exalcalde de Bogotá, que aún no ‘digieren’ las ‘propuestas revolucionarias’ de quien se formó en la guerrilla del M-19 y luego, ya en la vida civil, ha dirigido una oposición que incluso desencadenó vandalismo en protestas recientes.

De tal manera, este año la conmemoración de las hazañas que dieron curso a la independencia tienen su natural matiz histórico, acompañado de un tinte de incertidumbre, a pocos días de la toma de posesión de Petro como presidente, sin dejar a un lado la remembranza de la demostración de gallardía y valor de un pueblo que supo ganarse su libertad frente al dominio español.

Enlace con el pasado

El desafío que afrontan los colombianos es uno más de los tantos que han tenido que encarar en los últimos dos siglos, con especial énfasis en los recientes 40 años que estuvieron marcados por las acciones de grupos guerrilleros como el M-19, las FARC y el ELN, los carteles de la droga y los paramilitares.

Narcotraficantes como Pablo Escobar le hicieron mucho daño al país. Las organizaciones rebeldes asesinaron y secuestraron a miles de colombianos, dejando una estela de dolor y sangre. Por su parte, las autodefensas o paramilitares también pusieron su cuota de muertes en esa nación. Ahora se acerca una nueva era: el tiempo de Gustavo Petro en el poder.

Sin embargo, este nuevo aniversario de la Independencia de Colombia y de la Batalla de Boyacá podría servir, al decir de muchos, para resaltar la estirpe del colombiano que sabe sortear sus más grandes vicisitudes.

A juicio de analistas políticos consultados por DIARIO LAS AMÉRICAS, el gran reto sería mantener a Petro dentro de los cánones de la democracia y que Colombia mantenga la libertad que han perdido países como Cuba y Venezuela, cuyos gobernantes han gozado de la simpatía del mandatario electo.

Estas conmemoraciones del 20 de julio y el 7 de agosto se han constituido gradualmente en una oportunidad de reflexión en colegios, universidades, medios de comunicación y disímiles escenarios sobre la necesidad de preservar al país por el camino de las libertades.

La noche del 20 de julio de 1810 se redactó el documento que se conoce con el nombre de Acta de Independencia, que estuvo precedido por un incidente entre el comerciante español José González Llorente y un grupo de ‘criollos’ que fueron a su tienda a prestarle un florero y ante su negativa se desató lo que se conoce como el “Grito de Independencia”.

Más tarde, el 7 de agosto de 1819 se selló el proceso independentista en el puente de Boyacá y nació la Gran Colombia, constituida además por Venezuela, Ecuador y Panamá. Figuras como Simón Bolívar y Francisco José de Paula Santander fueron claves en esta gesta.

Los seguidores de Petro no les dan crédito a los temores afincados en numerosos colombianos y ven en el próximo jefe de Estado una alternativa de cambio para hacer de Colombia “un país más equitativo”. Otros incluso lo comparan con Bolívar.

De hecho, un seguidor de Petro escribió en Twitter durante su campaña proselitista: “¡Petro es exguerrillero! Como Mujica, como Mandela”, en alusión al expresidente de Uruguay Pepe Mujica y al Nobel de Paz Nelson Mandela.

El mensaje en esa red social fue replicado por el mismo Gustavo Petro, quien añadió: “Y como Bolívar, y como Santander y como Washington”.

Los retos de hoy

Actualmente, Colombia tiene retos importantes por sortear entre los que todavía destacan el narcotráfico, la guerrilla y la corrupción, a lo que se sumó el avance del COVID-19, que dejó números desalentadores no solo en ese país, sino en toda América Latina.

Los ojos del país están puestos sobre el presidente electo, a la espera de que convierta en realidad la visión de un país más justo, menos violento y más ambientalmente responsable, y que no termine dirigiendo un gobierno dictatorial o totalitario.

“La primera decisión que voy a tomar es el cese de la contratación de exploración de petróleo en Colombia. Es un mensaje claro: vamos hacia una economía productiva, no extractivista”, dijo Petro en una entrevista al periódico El Tiempo. El solo anuncio generó una ardua polémica.

Petro plantea una nueva reforma tributaria con la que se “desmontaría” gradualmente una serie de “beneficios tributarios que incentivan la extracción mineroenergética y privilegian a personas naturales y jurídicas de altos ingresos y patrimonio”.

Asimismo, el mandatario electo propone una reforma a la Fuerza Pública, tras la que todos los miembros de las instituciones miliares podrían acceder a la educación superior y habría un ajuste salarial y de pensiones.

Ha dicho además que implementaría todos los puntos del Acuerdo de Paz firmado en 2016 entre el gobierno colombiano y las FARC, y que estaría dispuesto a negociar con el ELN.

Entretanto, algunos analistas se inclinan a pensar que los primeros tiempos de Petro en el poder serán de “calma” y que probablemente dentro uno o dos años podría venir la “tempestad” para el país, como ocurrió con Hugo Chávez en la Venezuela que hoy no es ni sombra de lo que fue antes de que se entronizara el totalitarismo en la nación cuna del libertador Simón Bolívar.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.87%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.6%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.53%
26821 votos

Las Más Leídas