CIUDAD DE MÉXICO.- Los más de 157.000 centros de votación en México empezaron a abrir las puertas a las ocho de la mañana local (13:00 GMT) para las elecciones presidenciales, en las que Andrés Manuel López Obrador, considerado el favorito, acudió media hora antes de la apertura para ejercer el voto.

Se trata de las mayores elecciones de la historia, con 3.400 cargos en juego.

López Obrador, de 64 años, un político nacionalista de izquierda, acudió a votar a un local del distrito capitalino de Copilco, en el sur de Ciudad de México, con su esposa e hijo mejor y rodeado de camarógrafos y fotógrafos.

El exalcalde de Ciudad de México lideró por amplio margen todas las encuestas para los comicios presidenciales del domingo.

Su eventual victoria, a partir de la promesa de acabar con la corrupción y en medio del enojo ciudadano con la inseguridad y con una economía estable pero que crece lentamente, significaría un giro hacia la izquierda de la segunda mayor economía de América Latina.

Los otros contendientes son el oficialista José Antonio Meade, el centroderechista Ricardo Anaya, en alianza con partidos de centroizquierda, y el independiente Jaime Rodríguez "El Bronco".

Meade votará más tarde cerca de su casa del barrio de Chimalistac, mientras que Anaya votará en Querétaro, en el centro del país.

Este domingo se renuevan, además de presidente para suceder a Enrique Peña Nieto para el periodo 2018-2024, el Congreso y cargos locales, entre ellos ocho gobernadores y jefe de Gobierno de Ciudad de México.

López Obrador dice que los mexicanos deciden entre "lo mismo y el cambio"

López Obrador afirmó, tras emitir su voto en el sur de la capital, que los mexicanos deciden este domingo "entre más de lo mismo o un cambio verdadero" que acabe con la corrupción.

Asimismo, se mostró tranquilo ante las decenas de medios de comunicación que le esperaban y, confiado, dijo que los ciudadanos le darán ese domingo su apoyo "para iniciar la cuarta transformación en la vida pública del país", después de "la Independencia, la Reforma y la Revolución".

"Se va a decidir entre más de lo mismo o un cambio verdadero", sentenció.

Este cambio, agregó, será "profundo": "Vamos a desterrar del país la corrupción, que es el principal problema de México".

López Obrador, expresó su deseo de que, después de un proceso electoral marcado por los asesinatos a políticos, "las elecciones de hoy (domingo) se lleven a cabo en paz, sin violencia, que demos los mexicanos un ejemplo de responsabilidad".

El político, quien de ganar llevaría por primera vez a la izquierda mexicana al poder, aseveró que los ciudadanos quieren que "las cosas cambien, mejoren", pero esto tiene que ocurrir "de manera pacífica" y sin confrontaciones.

"Y que luego que pase la elección empecemos una etapa de reconciliación nacional, para la unidad de todos los mexicanos", añadió.

El tres veces aspirante a Los Pinos aseguró que su voto de este domingo es, de manera simbólica, para la activista Rosario Ibarra de Piedra, quien fue la primera mujer mexicana en presentarse a unas presidenciales, en 1982.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas