LIMA.- El congresista peruano Miguel Castro, del partido fujimorista Fuerza Popular, admitió que es un nuevo testigo protegido de la Fiscalía en la investigación que se sigue contra la líder de su agrupación, Keiko Fujimori, y un grupo de sus seguidores más cercanos por un presunto lavado de activos.

"El testigo protegido del fiscal soy yo. En todos los argumentos que se han manifestado, soy yo", declaró Castro durante la noche de este lunes en el programa televisivo de televisión "Beto a saber".

El legislador hizo esta declaración después de que este lunes el fiscal José Domingo Pérez anunciara durante las audiencias del pedido de prisión preventiva durante 36 meses contra los miembros de Fuerza Popular, que tenía un nuevo testigo protegido y ofreció sus declaraciones sin revelar su identidad.

Castro, quien es representante de la región de Amazonas, señaló que acudió a la Fiscalía porque existía otro testigo protegido que manifestaba que participó en la firma de recibos para fingir aportes al partido Fuerza 2011, como se llamaba Fuerza Popular durante la campaña a las elecciones peruana de ese año.

Sin embargo, anunció que su defensa pedirá al juez a cargo del caso, Richard Concepción Carhuancho, que se retire su testimonio porque, en su opinión, "se ha violentado" la reserva procesal luego de que el fiscal revelara parte de su declaración.

Fuentes del equipo fiscal a cargo del caso señalaron al diario El Comercio que Castro acudió "voluntariamente" al despacho del fiscal Pérez a solicitar que se tome su testimonio y enfatizaron que su nombre no ha sido revelado en ningún momento.

Agregaron que si el congresista pretende cambiar su testimonio estaría cometiendo un delito ya que en su condición de testigo protegido está obligado a decir la verdad.

Al respecto, el exprocurador Luis Vargas Valdivia señaló a El Comercio que el fiscal no reveló el nombre de Castro y dijo que su testimonio solo puede ser anularse si se comprueba que ha sido inducido al error o engañado.

"Puede solicitar que pierda la condición de protegido después de su confesión. Pero eso no anula el testimonio", sostuvo.

Durante la audiencia del lunes, el fiscal Pérez citó una declaración tomada el pasado 30 de octubre al testigo protegido identificado con el código 2017-55-8, quien indicó que Castro firmó recibos para simular donaciones y consiguió otras dos personas para que prestaran sus nombres y así firmar más recibos.

Lo hizo a pedido de Erick Matto Monge, quien le explicó que el dinero era del exministro fujimorista Jaime Yoshiyama, presunto receptor de la mitad del millón de dólares que la constructora brasileña Odebrecht afirmó haber entregado a la campaña de Keiko, aparentemente desde la cuenta con la que pagó sobornos en una docena de países de Latinoamérica.

Esta declaración se suma a la del testigo 2017-55-3, que narra con lujo de detalles las gestiones del congresista fujimorista Rolando Reátegui, quien también ha sido señalado por medios locales como otro de los testigos protegidos de la Fiscalía, para reclutar a falsos aportantes en la región de San Martín.

Por este caso, Keiko Fujimori fue recluida le pasado jueves en prisión preventiva durante 36 meses para que no obstruya las investigaciones.

A la hija del expresidente AlbertoFujimori el fiscal le imputa ser la presunta líder de una organización criminal enquistada en su partido para captar dinero ilícito y así llegar al poder, para después devolver los favores con actos de corrupción.

Entre los otros diez investigados que están a la espera de conocer si también irán a prisión preventiva están Pier Figari, Ana Herz y Vicente Silva Checa, asesores deKeiko, y los exministros Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya, quien presuntamente es el receptor de los otros 500.000 dólares de Odebrecht.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas