QUITO.- La comunidad indígena tenía 10 peticiones al presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, y el mandatario aceptó algunas e invitó a sentarse a dialogar desde el primer día del paro (15 de junio) que tiene en zozobra a Ecuador.

Sin embargo, los manifestantes dejaron de mencionar cada vez más sus solicitudes y gritaban: “Fuera Lasso, fuera”, “fuera Lasso, fuera”. Lo que empezó como una protesta pacífica y social, rápidamente se fue tornando violenta y política.

Te puede interesar

Hasta el jueves pasado se registran al menos tres fallecidos, 18 policías desaparecidos y una centena de heridos en el marco de estas movilizaciones. El Gobierno tuvo que declarar estado de excepción en seis provincias.

Algunos manifestantes se transformaron en vándalos y quemaron módulos y patrullas policiales, así como una agencia del banco de Guayaquil -entidad que Lasso presidió en el pasado-, prendieron fuego y rompieron vidrios a edificios del Estado y se apoderaron de centrales hidroeléctricas y pozos petroleros.

Las 10 peticiones iniciales fueron desapareciendo en sus gritos de batalla y su único objetivo fue claro y evidente: buscar la destitución del presidente Guillermo Lasso, electo democráticamente hace poco más de un año.

Ante las manifestaciones del pueblo indígena ecuatoriano, que causan desabastecimiento de frutas, verduras, hortalizas y productos agropecuarios y dejan pérdidas para el país de unos 50 millones de dólares por día, sin tomar en cuenta el sector del petróleo, el principal producto de exportación, según cifras oficiales, no faltó en unirse la izquierda socialista y populista de América Latina.

“Yo siempre estaré con los quiteños de bien… de bien al sur”, escribió en Twitter el expresidente y prófugo de la justicia de ese país, Rafael Correa. El comentario deja en evidencia una vez más uno de los principios de los socialistas: apoyar a los pobres, pero señalando que los de mayor poder adquisitivo -en Quito ubicados en el norte- son malos.

El exmandatario (2007-2017), amigo público de los regímenes de Venezuela, Cuba y Nicaragua, también escribió en la mencionada red social: “Íbamos rumbo al desarrollo, y no solo pararon ese proceso que maravillaba al mundo, sino que nos están destrozando como sociedad y país. Lo importante es recuperar la Patria, conmigo o sin mí”.

Toda esta movilización es encabezada por el líder indígena Leonidas Iza, quien ha estado en la palestra pública en los últimos tiempos y muchos especialistas los asocian con Correa.

En marzo pasado, Iza fue beneficiario, junto con más de 250 personas, de una amnistía concedida por la Asamblea Nacional a personas que participaron en el levantamiento de 2019, cuando también la comunidad indígena cometió desmanes en Quito, capital de Ecuador, porque el expresidente Lenín Moreno tomó medidas económicas que no les gustaron.

Leonidas Iza.jpg
El líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) Leonidas Iza habla durante una entrevista en el Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en Quito, el 23 de junio de 2022

El líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) Leonidas Iza habla durante una entrevista en el Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en Quito, el 23 de junio de 2022

Sobre el líder indígena pesaban investigaciones abiertas por la Fiscalía, entre las que constan supuestos delitos de rebelión, terrorismo y secuestro, aunque en su pasado también se enumeran procesos abiertos por otras causas, como “uso ilegal de suelo o tráfico de tierras”, según la Función Judicial.

Injerencia de la izquierda

El Grupo de Puebla, entidad que apoya a dictaduras y atenta contra las democracias, consideró justificadas las manifestaciones violentas que se suscitan en la mitad del mundo por estos días.

En un comunicado, la asociación de izquierda dijo: “Las medidas de ajuste neoliberal implementadas por el gobierno del presidente Guillermo Lasso han traído como consecuencia afectaciones a los servicios públicos de salud y educación, así como, un sostenido incremento de los precios de productos de primera necesidad, sumado a la grave situación de inseguridad ciudadana. Esto se ha traducido en un descontento generalizado de varios sectores de la población que se han movilizado a nivel nacional”.

Mientras que Morales escribió en Twitter: “Denunciamos ante el mundo que en Ecuador se ejecuta una represión armada de militares y policías en contra de miles de hermanos indígenas que luchan por los derechos de un pueblo indefenso que resiste las políticas neoliberales de hambre y miseria. ¡No disparen contra el pueblo!”.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.87%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.67%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.46%
23939 votos

Las Más Leídas