El agricultor Lázaro Rafael Fundora Hernández, residente en Mayabeque, Cuba, exportó con destino a España 1,08 toneladas de limones, un producto sumamente escaso en los mercados de la Isla, por lo que recibió 864,33 dólares, reportó el periódico Trabajadores.

Según el reporte de Diario de Cuba, lo que no detalló la prensa oficial fue qué porciento del dinero recaudado fue a manos del productor y cuánto a manos de la empresa Frutas Selectas, que lo representó para realizar la venta, pues el régimen de Cuba solo permite estas transacciones si una empresa suya ejerce como intermediaria.

Te puede interesar

Lázaro Rafael Fundora Hernández, poseedor de una finca de tres caballerías de extensión en el municipio de Madruga, se convirtió en el primer productor cubano en exportar sus mercancías tras la aprobación de nuevas medidas económicas el pasado mes.

Anteriormente Fundora Hernández solía abastecer a las instalaciones turísticas con sus productos, pero ante la abrupta disminución del turismo en el país, decidió aprovechar el contrato que tenía con la estatal Frutas Selectas para realizar su primera exportación.

A pesar de las numerosas críticas que provocó la noticia, especialmente debido al desabastecimiento de alimentos en la Isla, Fundora Hernández señaló que "no solo es preciso alimentar al pueblo cubano" pues "también el país requiere captar divisas en el exterior para que nuestra economía florezca y fructifique".

El medio oficial, además, aprovechó esta acción para ensalzar las medidas tomadas por el régimen cubano, que permiten la exportación a los productores locales, las cuales calificó como "un estímulo para los campesinos y obreros agrícolas, que ahora tendrán una forma más de comercializar sus mercancías".

No obstante, Fundora Hernández reconoció que este paso "debió haberse dado hace mucho tiempo".

Vale aclarar que, aunque el productor logró exportar una parte de su cosecha poco después de aprobada la medida, venía preparándose para ello durante años, incluida la asesoría científica, pues hay que realizar innumerables trámites burocráticos para obtener el permiso de exportación.

Esto significa que su finca, llamada "La Esperanza", ya tenía certificadas sus áreas de cultivo de limón y aguacate con la Estación Territorial de Protección de Plantas de su municipio, así como con la dirección de Sanidad Vegetal en todos sus niveles.

Pero esos no fueron los únicos requisitos necesarios, pues también sus trabajadores debieron pasar un curso práctico para aprender a seleccionar, manipular, higienizar y envasar los limones, lo que Fundora Hernández catalogó como "difícil y estresante".

"Ya hoy ese limón está en las tiendas españolas y hasta ahora ha sido un rotundo éxito", afirmó el campesino, quien dependió de la estatal Frutas Selectas para todo el proceso, desde el contacto con posibles clientes, hasta la búsqueda de los envases, pegatinas, otros aditamentos y la transportación refrigerada.

Según Enrique Valdivia Portal, director de Exportaciones de la Frutas Selectas, la entidad trabaja actualmente con 13 productores para posibles exportaciones, de los cuales cuatro poseen cuentas bancarias en las monedas autorizadas.

Fundora Hernández, por su parte, se propone exportar una parte de su cosecha de aguacates, y afirmó que para "el año que viene" pretende "vender mucho más", pues exportará "todo lo que pueda".

Uno de los usuarios que comentó la nota del medio oficial opinó que "esa no puede ser la fórmula", pues primero se debe "satisfacer la demanda interna del territorio o país y después exportar", además, es preciso "estudiar el mercado nacional para identificar los productos deficitarios internos, trabajar en base a satisfacer esta demanda y después exportarlos".

De no ser así, señaló el usuario, "estamos incrementado el déficit de eso que no existe en las tarimas", pues "la satisfacción de la demanda interna territorial siempre tiene que estar por encima de lo que se va a exportar", porque de lo contrario "se crea un déficit o desbalance que provoca que la actividad de exportación no sea beneficiosa".

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas