domingo 23  de  junio 2024
INFORME

Cuba: Cuatro presos murieron en cárceles durante el mes de septiembre

El Centro de Documentación de Prisiones Cubanas alertó que la negativa de atención médica es parte de las torturas aplicadas por el régimen de Cuba

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

LA HABANA.- El Centro de Documentación de Prisiones Cubanas presentó su informe correspondiente a septiembre e indicó que cuatro cubanos murieron en cárceles o centros de detención de Cuba durante el mes de septiembre, tres de ellos por no recibir atención médica oportuna y un caso por presunto asesinato.

Las cifras revelan también que se realizaron 128 hechos relacionados con violaciones a personas privadas de libertad. "La mayor parte de las denuncias estuvieron vinculadas a incidentes de hostigamiento y represión (101), estado de salud (43) y procesos penales y administrativos (17). La mayoría de los hechos incluyeron más de un incidente de represión", expresa el texto.

A los fallecidos por falta de atención médica, negada por las autoridades penitenciarias, el informe incluyó el caso de la presa política Dayana de la Caridad González Lanz, quien "perdió sus órganos reproductores tras una operación de urgencia, luego de diez días con fiebres y fuertes dolores abdominales solicitando ser llevada al médico", derecho que le fue negado.

El Centro de Documentación de Prisiones Cubanas alertó sobre la proliferación de enfermedades en las prisiones debido a las condiciones paupérrimas en las que se encuentran hacinados los reos. " Durante el mes se registraron problemas graves con el agua en las cárceles Valle Grande (La Habana), Prisión Provincial de Las Tunas, Baraguá (Santiago de Cuba), Agüica (Matanzas), Pretensado (Villa Clara) y la Prisión Provincial de Pinar del Río, donde los presos tienen que hacer fogatas y filtros artesanales con papel y guata de los colchones para purificar mínimamente el agua que beben. Se registraron reportes de pésima y escasa alimentación en las cárceles 1580 (La Habana), Boniato (Santiago de Cuba), Campamento de Trabajo Forzado “La Lima” (La Habana), Melena 2 (Mayabeque), Prisión Provincial de Guantánamo, Kilo 7 (Camagüey) y la Prisión Provincial de Holguín. Varias de estas denuncias refieren que los prisioneros pasan hambre y que muchos se encuentran desnutridos. A esto se suma que les ha sido dada comida en estado de descomposición en Valle Grande, el Campamento de Trabajo Forzado No. 38 (Granma), Típico de Manzanillo (Granma) y la Prisión Provincial de Pinar del Río", contabiliza el informe.

Lázaro Lenin Álvarez y Rafael Mojena Jerez, ambos recluidos en la Prisión Provincial de Granma, murieron con apenas dos semanas de diferencia porque no fueron trasladados a tiempo al hospital, "a pesar de los graves síntomas que presentaban", señaló el informe. También en un centro de detención murió Denis González Sifonte, quien, de acuerdo al informe, fue arrestado en Camagüey, después de una riña. A pesar de que sangraba por los oídos, no recibió la atención médica que necesitaba y falleció en la unidad policial de Sibanicú.

En el caso de Lázaro Lenin, quien estaba vomitando sangre, el informe destacó que su cuerpo "tenía golpes en la clavícula, las costillas, la espalda y marcas de ahorcamiento".

Violaciones a los DDHH

En total, según las cifras recopiladas, sufrieron vulneraciones de sus derechos 101 prisioneros: 79 hombres y 22 mujeres. El informe precisó que, aunque muchos de los incidentes afectaron al total de la población penal, entre los reos que más actos represivos sufrieron están los presos políticos Abel Lázaro Machado Conde (seis), Alexander Díaz Rodríguez (cuatro) y Yaquelín Heredia Morales (tres).

Los actos represivos fueron cometidos, "fundamentalmente, por funcionarios del sistema penitenciario (99), oficiales de la Seguridad del Estado que actúan dentro de las prisiones (17), el sistema judicial (ocho) y reclusos que trabajan coludidos con las autoridades de los penales (seis)", expresa el informe.

De acuerdo al informe, "se identificó la participación directa de 39 represores (dos mujeres y 37 hombres) en los hechos denunciados".

El documento apuntó que "la dilatación de la asistencia a las consultas médicas y la entrega de medicamentos, incluso suministrados por los propios familiares" es usada por los guardias y autoridades penitenciarias cubanas como método de tortura contra los presos.

FUENTE: REDACCIÓN

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar