Durante los últimos años, ni se ha sembrado en Cuba toda la caña necesaria ni los centrales azucareros han recibido las reparaciones que precisan, reconoció Miguel Díaz-Canel. El resultado ha sido un decrecimiento drástico de la cantidad de azúcar producida, reseña DIARIO DE CUBA.

En la última zafra fueron menos de 480.000 toneladas, el nivel más bajo en 150 años.

Te puede interesar

En un encuentro con los participantes en un taller entre directivos, técnicos industriales y productores cañeros, Díaz-Canel admitió lo que los expertos vienen señalando desde hace décadas: la "involución tecnológica" del sector azucarero, que se traduce en "cada vez menos caña" y en un grave deterioro de la industria, informó el diario oficial Granma.

"En estos años nos fuimos 'comiendo' más caña de la que se debía, y después no sembrábamos la que se necesitaba, y así hemos llegado a un momento en el que las plantaciones están en una situación sumamente compleja", añadió.

"No hemos podido lograr los balances de siembra de primavera y frío que se necesitan, ni la adecuada composición de cepas para poder escalonar bien los cortes y que los centrales funcionen los días de zafra necesarios para lograr estabilidad y eficiencia. Entonces, hoy la principal materia prima está totalmente deteriorada", señaló Díaz-Canel.

DIARIO DE CUBA subraya que en el caso de los centrales azucareros, las reparaciones cada vez han sido "más incompletas, más malas, y (ahora) estamos en un momento en el que casi no reparamos bien ningún central, casi ninguno tiene balance de recursos", afirmó el primer secretario del Partido Comunista de Cuba.

A pesar de ello, "seguimos con un voluntarismo tremendo, tratando de hacer una zafra que desde que la planificamos sabemos que es imposible cumplir", reconoció. "Desde el año 2012, no se cumplen los planes de zafra; y cada zafra en los últimos años da menos producción de azúcar".

Esta es "la situación que tenemos. Hemos llegado a un círculo vicioso (…) cada vez tenemos menos caña y cada vez los centrales están más deteriorados", dijo.

Aunque todas las estrategias del grupo estatal AZCUBA y del Gobierno han fracasado en los últimos años, Díaz-Canel afirmó que —otra vez— se apostará por un "nuevo enfoque", que arrancará con la zafra 2022-2023. Las explicaciones al respecto, sin embargo, suenan más al voluntarismo criticado por el gobernante que a pragmatismo.

La supuesta "novedad" será hacer una zafra "pequeña (…), solo con los centrales que estén en mejores condiciones, de forma tal que tengan el mayor balance de recursos posibles".

"Molerán los que tengan más posibilidades, los que tienen más caña, y con ellos vamos a producir el azúcar que necesita el país para su consumo", prometió. "Al mismo tiempo, en todos los centrales vamos a ir sembrando caña, recuperando plantaciones, estableciendo estrategias de diversificación y reparando de forma paulatina".

Los centrales que no muelan "se seguirán desarrollando, apostando al futuro, y así en cada zafra venidera iremos incorporando más y más centrales, porque habrá más caña, habrá más posibilidades de producir y estaremos entonces creciendo y desarrollándonos", dijo Díaz-Canel.

"Si no lo hacemos (…) en dos zafras no habrá caña para hacer azúcar en Cuba. Esa es la realidad, es una realidad dura", dijo.

Díaz-Canel afirmó que su Gobierno apostará por el desarrollo de la industria azucarera y sus derivados y recuperará tierras destinadas a otros cultivos que están improductivas.

"Hoy hay más tierras improductivas que en otros momentos; y en esas tierras hay potencialidades para producir caña y para producir comida", afirmó contradiciendo la estrategia del difunto Fidel Castro, quien en 2002 decidió el cierre de la mitad de los centrales azucareros del país y que las tierras destinadas a la siembra de caña para esos ingenios se dedicaran a otros fines.

Sin señalarlos como tal, Díaz-Canel reconoció los puntos flacos del "nuevo enfoque" para recuperar la producción azucarera. "Tenemos poco dinero para comprar, para invertir, para importar", dijo, y "no podemos sentarnos a esperar fertilizantes, ni herbicidas". Como "solución", consideró que sector cañero cubano debe "ir a la agroecología".

Hace solo diez días el grupo empresarial estatal AZCUBA reconoció que este año "no va a poder cumplir con sus compromisos internacionales" tras una de las peores zafras de la historia de Cuba.

Durante la campaña 2021-2022, la Isla produjo menos azúcar que la que se obtenía durante la Guerra de los Diez Años, iniciada en 1868. Es decir, se fabricaron 473.000 toneladas, cuando en el siglo XIX los ingenios producían entre 720.250 y 553.364 toneladas anuales, según el historiador Julio Le Riverend en su obra Historia económica de Cuba.

El plan nacional de la zafra pasada era de 911.000 toneladas de azúcar para destinar 500.000 toneladas al consumo nacional y 411.000 toneladas a la exportación, de las cuales 400.000 toneladas estaban destinadas a cumplir un acuerdo permanente con Pekín.

El director de Comunicaciones de AZCUBA, Dionis Pérez, admitió en conferencia de prensa que "el sector está en crisis" y mencionó entre las causas la falta de combustible y fertilizantes, el mal estado de los centrales azucareros y las maquinarias, así como el atraso en la arrancada de la zafra y las lluvias, informó EFE.

De los 35 centrales azucareros que participaron en la cosecha, finalizada el 20 de mayo, solo tres cumplieron su plan de producción.

En el periodo anterior, 2020-2021, cuando molieron 38 centrales, solo se alcanzó el 66% del plan previsto de 1,2 millones de toneladas de azúcar.

Cuba fue la principal productora y exportadora de azúcar del mundo. En 1894 ya producía un millón de toneladas. En 1925 produjo 5,16 millones, y en 1952 estableció el récord de 7,13 millones. La conversión del mayor complejo azucarero del mundo en uno de los productores menos eficientes es la más irrefutable prueba de la incapacidad del modelo, implantado en Cuba después de 1959. A pesar de ello, el pasado mes de abril el VIII Congreso del PCC determinó que la empresa estatal y el sistema de planificación socialistas seguirían siendo la forma principal para la dirección de la economía nacional.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.97%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.7%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.33%
22375 votos

Las Más Leídas