Las autoridades de salud pública de Matanzas reportaron que hasta el momento hay 32 personas confirmadas con coronavirus COVID-19 en el brote que se produjo en el Hospital Provincial Comandante Faustino Pérez de la ciudad cabecera. Así lo indicó el portal web DIARIO DE CUBA

De ellos, 21 son trabajadores de la sala de Terapia Intermedia o están relacionados con las áreas de servicio y el Cuerpo de Guardia en Cuba, cinco son pacientes que se encontraban hospitalizados en esa institución y seis son familiares de trabajadores o de pacientes.

Te puede interesar

De los casos confirmados, que residen en seis municipios de Matanzas, 25 están asintomáticos.

A raíz de este brote, Fernando Acebo Figueroa, director de la Unidad Provincial de Higiene y Epidemiología del régimen de Cuba, informó que se realizaron más de 1.500 pruebas PCR en tiempo real a personas vinculadas con las áreas de incidencia del hospital, reportó el semanario oficial Girón.

Cuba-Coronavirus
  Un hombre con mascarilla viaja en bicicleta por una calle de La Habana, Cuba.

Un hombre con mascarilla viaja en bicicleta por una calle de La Habana, Cuba.

Andrés Lamas Acevedo, director del hospital, aseguró que, pese a la situación, no se ha considerado suspender los servicios que presta el centro, aunque sí se refuerza la desinfección con el uso de detergente e hipoclorito de sodio en toda la instalación.

En una reunión del régimen dedicada a analizar la situación sanitaria de la Isla, el dictador Miguel Díaz-Canel dijo que este caso "demuestra que cuando hay exceso de confianza, cuando hay resquebrajamiento en la atención a todo el programa de acciones y medidas que ha implementandocon la participación fundamentalmente de la población y del resto de los organismos y las instituciones, entonces se nos dan estos picos que están fuera de los pronósticos, que están fuera del comportamiento normal que está previsto en lo que estamos haciendo".

El dictador de Cuba comentó que esta clase de situaciones muchas veces suceden sobre la base de "violaciones de protocolos y medidas, por falta de seguimiento, de exigencia y de control, y también a causa de problemas de disciplina", reseñó el diario oficial Granma.

Díaz-Canel lamentó que, de no ser por estos sucesos, podría decirse que el régimen está "a punto de dar el golpe final de enfrentamiento a la epidemia".

Las autoridades del régimen Cuba han insistido en exigir a la población respetar el aislamiento social y evitar las aglomeraciones, pero los mayores casos de contagio masivo por COVID-19 en Cuba han ocurrido hasta la fecha en centros asistenciales del Estado.

El mayor de ellos se produjo a fines de abril último en el Centro Provincial de Atención Social del Cotorro, un albergue para personas indigentes en La Habana. Ese brote provocó alrededor de 80 contagios reconocidos oficialmente, la mayoría de ellos, personas mayores de 60 años, así como tres fallecidos.

Por detrás de ese se ubica el que ocurriera también en abril en el Hogar de Ancianos Número 3 de Santa Clara, donde resultaron contagiadas más de 50 personas. Dos abuelos de ese grupo fallecieron.

También en Villa Clara, a inicios de mayo se produjo una cadena de contagios entre empleados y familiares de trabajadores del Poligráfico de Santa Clara, que ha generado hasta el momento una docena de casos positivos.

En ese sitio trabajaban decenas de personas, e incluso después de detectarse el brote, las autoridades decidieron que los sospechosos de contagio cumplieran la cuarentena en el propio lugar para mantener la producción de periódicos para las provincias centrales.

En la ciudad de Cárdenas, en Matanzas, el Hospital Julio Aristegui Villamil fue declarado en cuarentena y aislado tras comenzar allí una cadena de contagio del nuevo coronavirus en la que acabaron infectadas al menos 27 personas.

A inicios de abril, un adolescente que fue diagnosticado como positivo al Covid-19 en Sancti Spíritus estuvo ingresado en dos salas del Hospital Pediátrico Provincial José Martí Pérez antes de ser aislado, reconocieron las autoridades de salud locales.

Por esa razón, 33 miembros del personal sanitario resultaron aislados como sospechosos de contagio de la enfermedad, aunque solo tres de ellos dieron positivos al virus.

En el caso del Hospital Provincial Comandante Faustino Pérez de Matanzas, varios miembros del personal sanitario denunciaron que su director sancionó y culpó a los trabajadores de la Terapia Intermedia por no haberse protegido.

"Los médicos de Intermedia se tuvieron que buscar sus propios medios de protección para trabajar. Estos, acaban de ser sancionados públicamente en la guardia donde el director de este hospital, el doctor Andrés Lamas Acevedo, mostró decepción con el servicio de Intermedia", denunció un médico que habló bajo condición de anonimato con la tuitera Laura de Cuba.

"La culpa nunca llega al piso. La culpa no es del MINSAP ni del Hospital y su junta directiva por no adoptar las medidas de bioseguridad adecuadas para cuidar a sus profesionales", cuestionó el facultativo.

En abril pasado, varias personas comentaron alarmadas en redes sociales por la exposición al nuevo coronavirus en que se encuentra el personal de salud en Villa Clara.

A pesar de ello, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) cubano ha asegurado que cuenta con los recursos necesarios para la protección de su personal sanitario, si bien reconoció que tiene "limitaciones", sin indicar cuáles.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas