BUENOS AIRES.- La Justicia argentina dictó este jueves prisión preventiva para uno de los hijos del empresario Lázaro Báez, uno de los mayores beneficiados de contratos de obra pública durante el kirchnerismo, en el marco de una causa en la que se investiga lavado de activos, informaron fuentes judiciales.

A primera hora de este jueves, Martín Báez se presentó en los tribunales federales de Comodoro Py de Buenos Aires, donde se desarrolla el juicio por el caso, y fue detenido.

Los jueces a cargo sostienen que las medidas cautelares adoptadas hasta la fecha "no han sido suficientes", al verificar "nuevos hechos que denotan actos de entorpecimiento" de la investigación, conocida como la "Ruta del dinero K (Kirchner)".

"Las operaciones detectadas exhiben la voluntad actual del acusado de quebrantar toda medida judicial que se haya dispuesto, al mismo tiempo que expone un poder logístico y operativo para operar al margen de la legalidad", señala el informe judicial.

El hijo mayor de Báez habría movido y retirado millonarias sumas de dinero de cuentas bancarias en el exterior a pesar de estar inhibido por la Justicia.

Por ello, los magistrados consideraron que en caso de que el imputado continúe en libertad "peligre el recupero de los bienes que fueron el producto de los ilícitos".

La "ruta del dinero K" comenzó a investigarse en 2013, todavía con Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) en el poder, e investiga un "entramado societario" para captar fondos públicos y "vehiculizarlos" parcialmente a las manos "de quienes entonces eran funcionarios públicos", en alusión a la exmandataria y otros altos cargos de su Gobierno.

La causa tomó impulso en marzo de 2016, después de que un canal de televisión difundiera imágenes que mostraban a Martín Báez contando grandes sumas de dinero en las oficinas de una financiera en Buenos Aires para, presuntamente, sacarlo del país y posteriormente reintroducirlos con el fin de ocultar su origen.

Esta situación motivó el arresto de Lázaro Báez en abril de 2016, que de empleado bancario a inicios de la década de 1990 pasó a ser uno de los empresarios más poderosos del país de mano del kirchnerismo.

Fernández, que no está procesada en esta causa, fue citada a declarar y presentó un escrito en el que negó haber recibido dinero ilícito.

El juicio comenzó el pasado 30 de octubre con el empresario Lázaro Báez, sus cuatro hijos (Martín, Luciana, Leandro y Melina) y otra veintena de imputados en el banquillo de los acusados.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el régimen cubano aceptará los verdaderos resultados del referendo constitucional?

Las Más Leídas