LA HABANA.- El designado gobernante Miguel Díaz-Canel, ha acusado este viernes a Estados Unidos de querer "asfixiar económicamente" a Cuba, tras la entrada en vigor de el Título III de la Ley Helms-Burton, una cláusula legal que permitirá demandar en tribunales estadounidenses a empresas de todo el mundo que hagan negocios con los bienes confiscados tras la Revolución de 1959.

"El propósito de la Ley Helms Burton es asfixiar económicamente e imposibilitar el desarrollo económico de Cuba, atacar a la soberanía de terceros países y destruir a la Revolución Cubana", ha escrito Díaz-Canel en su cuenta oficial de Twitter.

Te puede interesar

Embed

Además, ha avisado a Estados Unidos de que "la aplicación de la Ley Helms-Burton no detendrá la marcha de los cubanos". "No hay fuerza, amenaza o bloqueo que pueda apartarnos de nuestros principios solidarios, internacionalistas, latinoamericanistas, bolivarianos y martianos", dijo el jueves en la misma red social.

Díaz Canel "debutó" en Twitter el pasado 10 de octubre de 2018, durante las conmemoraciones por el 150 Aniversario del Grito de Yara, fecha que marca el inicio de las guerras independentistas en la isla. Desde entonces se ha mantenido muy activo en las redes sociales con un mensaje agresivo contra Estados Unidos y en defensa de la continuidad del régimen comunista impuesto por los hermanos Castro en 1959.

Pero, el 17 de abril último, dos días antes de cumplir su primer año al frente del gobierno cubano, la Administración de Donald Trump anunciaba que el 2 de mayo se activaría el Título III de la Ley Helms-Burton, la cual había estado suspendida desde que se aprobó en 1996, "con la esperanza de que el régimen cubano hiciera una transición hacia la democracia", según explicó el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Con la aplicación del Título III, se abrió definitivamente la puerta para que los afectados por las confiscaciones que las autoridades castristas hicieron tras la Revolución puedan presentar demandas ante los tribunales estadounidenses contra las empresas de todo el mundo que hagan negocios con estos bienes.

La reactivación de la cláusula legal afectará sobre todo a empresas europeas y canadienses, ya que son las que tienen más intereses en Cuba, pero sobre todo ha creado un ambiente de incertidumbre que puede poner freno a cualquier intento de inversionistas extranjeros en territorio cubano, justamente en el momento que más lo necesita la depauperada economía del país caribeño.

Embed

Bruselas y Ottawa avisaron en un comunicado conjunto de que no reconocerán las sentencias estadounidenses basadas en esta norma jurídica y amenazaron con ir a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Venezuela y Nicaragua, en el transfondo

El Departamento de Estado explicó el mismo 17 de abril, en un contacto telefónico con medios de comunicación desde Bruselas, que la decisión de dar plena vigencia a la Ley Helms-Burton obedece a las acciones del Ejecutivo cubano dentro y fuera de la isla caribeña, mencionando en concreto su apoyo a los gobiernos de Venezuela y Nicaragua.

Esta semana, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, ha acusado directamente a agentes de Cuba y Rusia de avisar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de las maniobras políticas de altos cargos chavistas y de la oposición para derrocar a su Gobierno, tras los sucesos del 30 de abril.

El propio Trump amenazó el martes a Cuba con imponer un "embargo total" y "el máximo nivel de sanciones" al país, si no cesa su injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

Díaz-Canel contestó el jueves vía Twitter acusando a Estados Unidos de propagar "mentiras y calumnias" para "justificar su descalabro en Venezuela". "No más mentiras y amenazas. Nuestros pueblos no se rinden", remachó.

Embed

FUENTE: Con información de EUROPAPRESS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas