BRUSELAS.- El Grupo de Contacto Internacional (GCI) para Venezuela ha avisado al régimen de Nicolás Maduro que su acuerdo para dialogar con partidos minoritarios de la oposición "no ofrece las garantías suficientes" y ha reclamado la reanudación de las negociaciones auspiciadas por Noruega.

El grupo, del que forman parte España, Francia, Alemania, Italia, Portugal, Suecia, Países Bajos y Reino Unido, por parte europea, así como Ecuador, Costa Rica, Uruguay, Bolivia y Panamá por parte latinoamericana, ha vuelto a apelar a una solución "política, pacífica y democrática, excluyendo el uso de la fuerza y a través de unas elecciones presidenciales creíbles y transparentes" en un comunicado al término de la reunión.

Los países, reunidos a nivel ministerial en Nueva York en los márgenes de la Asamblea General de la ONU, han expresado "preocupación" por la suspensión "temporal" de las negociaciones entre el régimen de Maduro y la oposición encabezada por el presidente encargado Juan Guaidó y han instado a ambas partes a "volver a negociaciones inclusivas, creíbles y serias" sobre la base de la agenda ya acordada, en el marco del proceso de Oslo, avanzando que continuarán los contactos con "todos los actores internacionales relevantes" para tratar de buscar una solución a la crisis venezolana.

En este contexto, han dejado claro a Caracas que "la mesa nacional" impulsada entre el régimen de Maduro y partidos minoritarios de la oposición "no ofrecen las garantías necesarias" para un proceso "inclusivo" de negociaciones, que deben ser "representativas" y contar con "una perspectiva real" para una vuelta a la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela.

"La situación en el país no permite más dilación", avisa el grupo en el comunicado, en el que identifican "una transición negociada que lleve a elecciones presidenciales creíbles transparentes e internacionalmente supervisadas, la restitución de los poderes públicos y un paquete de garantías para permitir la coexistencia política" como "elementos esenciales para superar la crisis" y dejan claro que "vías alternativas sólo pueden llevar a una mayor polarización, un mayor deterioro de la situación humanitaria y un aumento de las tensiones regionales", algo que conlleva "un gran riesgo de errores de cálculo".

El grupo constata la liberación "condicional" del vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, pero insta a Caracas a poner en libertad "inmediatamente" a "todos" los presos políticos en Venezuela, al tiempo que deja claro que la "gravedad" del informe de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la situación en el país "no puede ignorarse" y exige "la plena cooperación" de Caracas con la institución internacional, incluido el acceso sin restricción al país y el cumplimiento "pleno" de sus recomendaciones.

También alertan del rápido deterioro de la situación humanitaria en Venezuela por la falta de alimentos, escasez de agua, electricidad y combustible y el aumento de la violencia y denuncian las "múltiples restricciones" que sigue habiendo de acceso sobre el terreno para la ayuda humanitaria e insisten en la necesidad "urgente" de aumentar sustancialmente la ayuda y despolitizarla. Igualmente, instan a la comunidad internacional a hacer más para responder a la crisis de refugiados e inmigrantes venezolanos, que plantea "enormes desafíos para la región" en su conjunto.

La Unión Europea, que ha movilizado hasta la fecha cerca de 150 millones de euros para atajar la crisis humanitaria y de refugiados venezolana desde 2018, organizará con el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) "una Conferencia Internacional de Solidaridad con la crisis de refugiados y migrantes venezolanos" el 28 y 29 de octubre en Bruselas, ha avanzado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, desde Nueva York.

El encuentro ministerial, ha precisado, tendrá por objetivo "aumentar la concienciación sobre la crisis, reafirmar el apoyo político y hacer un llamamiento para aumentar la asistencia de la comunidad internacional".

Mogherini ha insistido en que Venezuela necesita una solución política "urgente" y tras constatar que la situación política "sigue bloqueada" pese a esfuerzos internacionales, especialmente por parte de Noruega, ha reclamado "la movilización internacional y unidad de propósito" para superar la crisis.

Te puede interesar

FUENTE: Con información de Europa Press

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas