MÉXICO.- El izquierdista Andrés Manuel López Obrador prestó hoy juramento como nuevo jefe de Estado de México y, de manos del diputado Porfirio Muñoz Ledo, recibió la banda presidencial que le entregó el mandatario saliente, Enrique Peña Nieto.

La ceremonia se llevó a cabo a las 11:20, hora local, unos 20 minutos más tarde de lo establecido, en la sede de la Cámara de Diputados, teniendo como testigos a diputados y senadores en una sesión conjunta del Congreso, dominado por su partido, Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

"Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido de manera democrática, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande", dijo al recibir la banda presidencial.

López Obrador, quien será presidente de 2018 a 2024, recibió la banda presidencial de manos de Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados y uno de los padres de los movimientos de izquierda en México al separarse en 1988 del Revolucionario Institucional (PRI), el partido de Peña Nieto.

Unos 40 minutos antes de la ceremonia de transmisión del Poder Ejecutivo Federal, López Obrador salió de su casa en Tlalpan, en el sur de Ciudad de México, en su vehículo particular, arropado por centenares de simpatizantes.

Este protocolario evento se llevó a cabo con la sede legislativa custodiada por agentes de la Policía capitalina y del Ejército, vestidos de civiles con traje negro.

Peña Nieto entrega la banda presidencial y dice que se retira al ámbito privado

En declaraciones ofrecidas en la mañana de este sábado, el presidente saliente Enrique Peña Nieto había dicho estar "satisfecho" por el trabajo realizado durante su sexenio y aseguró que se va a "reinventar" tras entregar el poder a su sucesor, el izquierdista López Obrador.

A las puertas de su casa, en un exclusivo barrio de Ciudad de México, el hasta hoy mandatario deseó que al país "le vaya muy bien" en esta nueva etapa, antes de abordar el vehículo que le llevó al Palacio Legislativo de San Lázaro.

"No importa la óptica desde donde uno trabaje, lo importante es servir a México", aseveró el político del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ataviado aún con la banda presidencial, señaló a los medios que se va "satisfecho por lo logrado", y "con insatisfacción por aquello que no se alcanza".

Interrogado sobre qué hará tras dejar el cargo, Peña Nieto señaló que se retirará al ámbito privado y que no desea tener participación en la vida política del país.

"(Quiero) tener tiempo para pensar y reinventarme", defendió.

toma-posesion-andres-manuel-lopez-obrador-mexico-12012018-efe.jpg
El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (i), habla durante su ceremonia de investidura junto al diputado Porfirio Muñoz Ledo (2-der.) y al presidente saliente Enrique Pena Nieto (der.).
El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (i), habla durante su ceremonia de investidura junto al diputado Porfirio Muñoz Ledo (2-der.) y al presidente saliente Enrique Pena Nieto (der.).

López Obrador luchará contra "inmunda corrupción pública y privada" en México

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador afirmó, tras asumir la presidencia, que durante su mandato (2018-2024) luchará contra la "inmunda corrupción pública y privada", durante su primer discurso a la nación tras su investidura.

Afirmó que en los últimos 36 años ha predominado una "inmunda corrupción pública y privada" en México y que ahora, dentro de un cambio de "régimen político", combatirá para devolver la tranquilidad al país.

Ante diputados y senadores, explicó que, sin querer "parecer pretencioso o exagerado, hoy no solo inicia un nuevo gobierno".

"A partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y la impunidad que impiden el renacimiento de México", subrayó.

El líder izquierdista -que asegura que conducirá al país a la "cuarta transformación" tras la independencia, las reformas liberales del siglo XIX y la Revolución mexicana- afirmó que quiere convertir "la honestidad y la fraternidad en forma de vida".

A continuación, criticó el modelo neoliberal que ha regido la economía del país en las últimas décadas.

"La política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública", indicó.

Este modelo económico, que según López Obrador, fracasó completamente, llevó a esta "inmunda corrupción pública y privada" y a la "deshonestidad de los gobernantes", pues todo ello ha potenciado la inseguridad y violencia que padece el país, que en 2017 registró el mayor número de homicidios dolosos en dos décadas.

"El distintivo del neoliberalismo es la corrupción. Suena fuerte, pero la privatización ha sido en México sinónimo de corrupción", aseguró.

En transparencia internacional, indicó, México ocupa el lugar 135 de 176 países evaluados, mientras que en 2000 ocupaba la posición 59.

"En el periodo neoliberal la corrupción se convirtió en la principal función del poder político", remató.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas