En abril del año 2000, el hoy presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, vino a Colombia. En ese momento, Biden era el senador del Partido Demócrata de más alto rango en el poderoso Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos. El Senado estaba bajo el control del Partido Republicano, y aunque el presidente Clinton estaba comprometido con el Plan Colombia, Plan que mi gobierno había diseñado, esta visita a Colombia de Joe Biden era crítica para garantizar un apoyo bipartidista a un Plan que buscaba fortalecer las instituciones democráticas y a las Fuerzas Armadas y de Policía de Colombia.

Biden encontró en nuestro país una férrea oposición al Plan Colombia de los partidos de izquierda, que consideraban que el fortalecimiento del Ejército era la receta equivocada para el país. Pero rápidamente Biden se dio cuenta de que el Plan Colombia era la única salida institucional a una guerrilla y un paramilitarismo que estaban penetrados por el narcotráfico. Así lo planteó en su informe al Senado a su regreso de Colombia: “La crisis de seguridad en el sur de Colombia amerita un aumento de la ayuda norteamericana. La guerrilla tiene una fuerte presencia en el sur de Colombia y tiene un rol significativo protegiendo las operaciones de narcotráfico. De manera similar, las organizaciones paramilitares operan en otras regiones de Colombia”.

Te puede interesar

Y Biden continuó diciendo: “Habría costos considerables asociados a la demora en la ayuda de los Estados Unidos. Entre estos están la demora en la entrega de los helicópteros Black-Hawk, demoras en el entrenamiento de las brigadas antinarcóticos del Ejército colombiano y la reducción en las operaciones de erradicación. La demora en la ayuda por parte del Senado también socavaría la posibilidad del presidente Pastrana de implementar el Plan Colombia”.

El informe en mayo de 2000 del senador Biden que él mismo tituló ‘El momento para la ayuda de los Estados Unidos es ahora’, para significar la urgencia de esta ayuda, terminó siendo el documento más importante que permitió el inicio de la entrega de recursos por más de 10 billones de dólares a Colombia en la siguiente década, recursos que permitieron la transformación y el fortalecimiento de nuestras Fuerzas Armadas y de Policía y programas sociales tan importantes como Familias en Acción, entre otros. En ese extenso documento entregado al Senado de los Estados Unidos, Biden demuestra que ha sido un convencido de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Maduro debería estar hoy muy preocupado.

En esa visita, que por fortuna para mí y para Colombia se alargó por un daño que sufrió el avión de Biden en Cartagena, tuvimos la oportunidad de compartir en familia y allí nació también mi amistad personal con este hombre realmente excepcional, quien en su primera visita quedó fascinado por nuestro país, al que ya ha retornado en varias oportunidades. Más adelante, el senador Biden invitó a mi hijo Santiago a formar parte del equipo que trabajaba en su oficina del Senado y siendo ya Vicepresidente me invitó a su casa oficial en Washington para una visita personal.

Cuando el presidente Clinton, hacia el final de su gobierno, vino a Cartagena, se hizo acompañar por Dennis Hastert y Joe Biden, cada uno de ellos muy influyentes en sus respectivos partidos, Hastert, presidente de la Cámara de Representantes, y Biden, el senador demócrata más influyente en el Senado. El consejo que me dieron Clinton y Biden fue que nuestro país necesitaba del apoyo bipartidista en los Estados Unidos, de manera que nos recomendaba que no nos inmiscuyéramos en la política interna de ese país. Ese es un sabio consejo para Colombia que debe perdurar en el tiempo. Más ahora que el reto que se ha propuesto el presidente Biden es acabar la polarización que está golpeando a los Estados Unidos.

¡Mucha suerte y muchos éxitos, presidente Biden!

ANDRÉS PASTRANA ARANGO

Expresidente de la República

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.96%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.41%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.63%
50198 votos

Las Más Leídas