LA HABANA.- El régimen cubano ha instado a las familias de la isla a participar en la construcción de sus propias viviendas y asegura que entregará materiales de construcción a quienes lo necesiten en función de sus "méritos sociales y laborales".

De acuerdo con un reporte de la agencia de noticias EFE, el ministro de Construcción de la Isla, René Mesa Villafaña, presentó esta semana una nueva política encaminada a "detener el deterioro" de las viviendas y "posteriormente su recuperación y solución total".

Para ello, apuntó, será necesario "que participen en la construcción la mayor cantidad de actores", entre ellos "la familia con necesidad de vivienda", organizaciones estatales de la construcción, cooperativas, centros de trabajo y el sistema empresarial estatal del país.

La nueva política del régimen se dio a conocer en la última reunión del Consejo de Ministros y está encaminada a paliar el déficit que padece el país de 929.695 viviendas, un 5,6 por ciento más que hace dos años.

La eliminación del déficit habitacional, según los cálculos del ministro, "se estima en diez años", con prioridad en los primeros cinco para las viviendas dañadas por afectaciones climatológicas y que están en condiciones precarias.

Quienes reciban viviendas o materiales de construcción en función de sus "méritos sociales y laborales", deberán pagar por ello "en tantas mensualidades como sea necesario, en función del ingreso per cápita del núcleo familiar".

Tendrán prioridad "las personas que viven en condiciones precarias y en asentamientos costeros", así como aquellas con necesidades de vivienda más graves", comenzando por "solucionar los casos sociales y las familias con mayor tiempo conviviendo en albergues", según medios oficialistas que no especificaron detalles sobre presupuesto, fecha de inicio del proyecto, procedimientos a seguir, disponibilidad o tipo de materiales.

La vivienda está considerada como uno de los principales problemas sociales de Cuba, un país de 11,2 millones de habitantes que cuenta con más de 3,8 millones de viviendas de las que casi el 40% se encuentran en regular y mal estado técnico, según datos oficiales.

La escasez de materiales se atribuye a la endémica crisis económica del país y es fruto de políticas ineficientes, aunque las autoridades la ubican además como consecuencia del embargo de EEUU y de los fuertes temporales que ocasionalmente golpean a la nación caribeña.

El designado gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, y el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, instaron en la reunión del gabinete ministerial a promover la inversión extranjera en el sector de la construcción.

Díaz-Canel "reiteró la importancia de la inversión extranjera, particularmente en la infraestructura que necesita la isla para su desarrollo", según el reporte de la oficialista Agencia Cubana de Noticias.

Actualmente el sector cubano de la construcción cuenta con participación de corporaciones foráneas a través de dos contratos de asociación económica internacional y tres empresas mixtas, dedicados principalmente a proyectos de edificación de hoteles y otras instalaciones del sector turístico.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas