MANAGUA.- La dictadura de Nicaragua condicionó este lunes continuar las negociaciones para superar la crisis que estalló hace un año en el país, a que su contraparte acepte hacer un llamado conjunto a la comunidad internacional a suspender eventuales sanciones contra el país centroamericano.

"Es un punto esencial y medular, que debemos realmente tomar acuerdos sobre ello antes de entrar y de continuar debatiendo otros puntos y otros temas que están en los puntos de agenda de ambas delegaciones", dijo a periodistas el canciller nicaragüense, Denis Moncada, al salir de un encuentro con la oposición.

Te puede interesar

Moncada, jefe de la delegación del régimen en la mesa de negociación, precisó que están "insistiendo en la suspensión y el cese de las medidas unilaterales, ilegales, injustas de la Nica Act, que afecta a todo el pueblo de Nicaragua y a diferentes sectores económicos, productivos y de exportación".

El 20 de diciembre pasado el presidente de EEUU, Donald Trump, firmó la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua, conocida como Nica Act, que contempla restricciones a los préstamos otorgados a Managua por instituciones financieras internacionales donde Washington tiene voto, exceptuando el financiamiento a proyectos que promueven la democracia y las necesidades básicas de los nicaragüenses.

La "Nica Act" sería suspendida solo si el régimen de Ortega convoca unas elecciones "libres, justas y transparentes", de acuerdo con el texto de la legislación.

"Vamos a seguir insistiendo en que la delegación de la Alianza (Cívica) acuerde y logre consensos sobre este punto", continuó el canciller nicaragüense.

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia llamó este lunes al régimen de Nicaragua a levantar primero "las brutales sanciones sobre la población", en referencia a la prohibición de libertad de expresión, la libre movilización y la liberación de los "presos políticos".

El llamado de la oposición al régimen se trata de una réplica a la insistencia del Ejecutivo en su petición a la Alianza de que solicite a la comunidad internacional que se abstenga de aplicar sanciones económicas a Nicaragua.

La Alianza alega que no puede pedir a la comunidad internacional que suspenda las sanciones mientras el régimen no cumpla con los acuerdos, hasta ahora referidos a la liberación de los denominados presos políticos y el restablecimiento de derechos y garantías ciudadanas.

Sobre Nicaragua penden más sanciones de Estados Unidos con la Ley Magnitsky Nica, y la amenaza de la Unión Europea de otras medidas similares contra Ortega y sus allegados.

Además, el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) ha comenzado a aplicar la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, lo que podría culminar con su suspensión del organismo continental.

Nicaragua atraviesa una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 568 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la comunidad internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas