jueves 4  de  abril 2024
ANÁLISIS

El tren de Miraflores

El tren de Miraflores es dueño de la estructura Estatal, tergiversando lo establecido Constitucionalmente. La Contraloría General de la Republica es un órgano para perseguir

Comparado al tren de Miraflores, el de Aragua es un vagón. Un brazo ambulante, repartido por América Latina, infiltrado en el corazón de los Estados Unidos.

El tren de Miraflores se fue conformando con los grupos mafiosos nacionales. Hace 19 años denuncié la banda de lo enanos. Chávez los protegió y hoy son la primera fuerza judicial del país. Ahora también dueños de grandes medios y han desplegado una organización con agentes en todos los tribunales, circuitos judiciales, hasta llegar al estricto control del Tribunal Supremo de Justicia.

Se organizó en la pirámide militar, el cartel de los soles, controlando la logística nacional del tráfico de drogas y lavado de dinero, con más de 60 empresas del Estado dirigidas a tales fines, por las charreteras corrompidas y canallas, con un sol, Padrino, como eje de fuerzas mercenarias y entreguistas. Los cuarteles son los depósitos de la cocaína que camina y fluye por América y el mundo.

El tren de Miraflores es dueño de la estructura Estatal, tergiversando lo establecido Constitucionalmente. La Contraloría General de la Republica es un órgano para perseguir. Convertido en tribunal inquisitivo para inhabilitar a la candidata de la plataforma opositora, mediante un proceso absolutamente viciado, inconstitucional, contra una persona ajena al funcionariado público. Acto plagado de falsedades, llevándose por delante el Estado de derecho, sus principios y fines junto al derecho internacional. Es un atentado, una explosión escandalosa, inmoral, no solo contra la candidata, sino contra los casi tres millones de electores que la eligieron, a los cuáles se les secuestran sus derechos ciudadanos.

Disponen de un costoso Lobby para liberar prisioneros de la droga, como el caso de los sobrinos y Alex Saab, peligrosos contrabandistas, hoy a sus anchas gobernando y paseando, ordenando detenciones y humillando a los venezolanos sin ningún pudor ni vergüenza. Cuentan con el foro de Sao Paulo y Puebla, para dirigir la desestabilización, con Lula Da Silva, el pontífice de Odebrecht, vocero de los alacranes, con su teoría de imponer un candidato a la oposición, irrespetando a los venezolanos e inmiscuyéndose en los asuntos nacionales.

El tren de Miraflores es el mayor depredador ambiental del mundo. Dueño y señor del Arco criminal- arco minero-, apropiándose de millones de toneladas de metales preciosos, asesinando a mansalva y destruyendo todo lo conseguido a su paso.

Son concesionarios de un país, rematado a los asaltantes mundiales y los grupos terroristas de todas partes del globo. En Venezuela se vive en los rieles del terror, con una población amenazada, en situación de indefensión. Persecución como método de control social. Sin embargo, ante el surgimiento de una opción de transformación real, el chavismo comienza a mostrar las costuras, descubierto como está su participación en los mercados ilegales de la droga. Con la CPI rondándoles el cuello.

Su terrorismo político intenta preservar un sistema de dominación al que se oponen el 90 por ciento de los Venezolanos. Las cotas de destrucción y crueldad del tren de Miraflores , es difícil igualarla, atraviesa fronteras. El asesinato del teniente en Chile es prueba de actos delictivos graves de carácter internacional.

FUENTE: Por Luis Velásquez Alvaray

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar