viernes 3  de  febrero 2023
ANALISIS

El triste legado de Fidel Castro a seis años de su muerte

El fracaso del sistema instaurado por Castro en 1959 es la respuesta a la situación que se vive hoy en la Isla

Un artículode CUBANET titulado "Un país en ruinas y un éxodo sin precedentes: el “legado” de Fidel Castro a seis años de su muerte" analiza el panorama actual del castrismo y su impacto en la isla. Reproducimos el texto:

A seis años de la muerte de Fidel Castro, Cuba, país que convirtió en su gran feudo, se encuentra sumida en una crisis sin precedentes, marcada, además, por el mayor éxodo masivo en décadas.

El fracaso del sistema instaurado por Castro en 1959 es la respuesta a la situación que se vive hoy en la Isla: represión, escasez de alimentos, ruina productiva, merma cualitativa de los sistemas de salud y educación, declive del deporte, entre otras.

Cabe señalar que Cuba pasó de ser uno de los países más avanzados de América Latina a convertirse en un reducto comunista carcomido por décadas de estancamiento. De hecho, buena parte de la infraestructura que hoy exhibe en la Isla fue construida previo a la llegada del castrismo al poder.

Seis décadas después del triunfo barbudo, los cubanos no tienen alimentos para garantizar una alimentación decente, a pesar de que en la década de los sesenta del pasado siglo el mandamás prometió a sus compatriotas leche, carne y granos en abundancia.

En los 47 años de mandato de Fidel Castro, fracasaron en la Isla todos los planes para producir alimentos, al punto que todavía en la actualidad el régimen admite que debe acudir a las importaciones para satisfacer las necesidades del país.

La Salud Pública y la Educación, dos de los frentes priorizados por el Comandante, muestran a las claras la decadencia e inoperancia del sistema. Los hospitales de la Isla exhiben un avanzado grado de deterioro; escasean también en Cuba los medicamentos y otros insumos necesarios para quienes precisan de atención médica.

En el caso de la Educación, Cuba sigue formando profesionales competentes, pero en las aulas escasean los maestros y las escuelas carecen de las condiciones para garantizar la enseñanza. La llamada escuela en el campo, otra de las creaciones del laboratorio fidelista, demostró ser insostenible y fue cancelada por su hermano Raúl hace varios años.

El Deporte tampoco escapa a la decadencia del castrismo. En los últimos años, cientos de atletas han abandonado la Isla en busca del profesionalismo, ese que Fidel Castro siempre quiso desterrar de Cuba y que denominó “deporte mercachifle”.

A nivel de infraestructura, Cuba es un país “arrasado” que exhibe un elevado déficit de viviendas y un pobre estado del fondo habitacional. Solo en la capital se han registrado cientos de derrumbes (parciales o totales) en los últimos años. Eso sí, se han construido decenas de hoteles en costosas inversiones llevadas a cabo por todo el país.

La industria azucarera “no existe” y buena culpa de ello la tuvo el mandamás castrista cuando, en un evidente error de cálculo, de esos que no reconoce la prensa oficial, mandó a desmantelar la mayoría de los centrales de la Isla desconociendo, de golpe, las utilidades de esas industrias no solo en la producción de azúcar, sino en el vida y desarrollo de comunidades enteras.

FUENTE: CubaNet

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar