martes 11  de  junio 2024
CRISIS

Emigrantes cubanos optan por enviar alimentos en lugar de remesas en efectivo

Las tasas de cambio desfavorables que ofrecen las empresas de transferencias ha llevado a los cubanos a buscar alternativas, como las remesas alimentarias

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

LA HABANA.- La crisis económica en Cuba ha generado un cambio fundamental en la forma en que los emigrantes cubanos apoyan a sus seres queridos en la isla. Ante las dificultades para enviar remesas en efectivo, muchos optan por una solución más directa y vital: enviar alimentos y productos básicos a través de diversas plataformas en línea.

María Páez, una residente de La Habana, describe cómo en solo 48 horas recibe un alivio tangible en forma de alimentos desde Miami, adquiridos por sus hijos a través de internet. Este acto no solo garantiza la subsistencia diaria, sino que también representa un significativo ahorro financiero en comparación con el envío de dinero en efectivo, especialmente en un país donde la inflación ha alcanzado el 30% en el último año y el salario promedio apenas supera los 40 dólares mensuales.

"Que nos llegue huevo es sumamente importante (...), es un desayuno garantizado", declara Páez, quien es licenciada en Matemáticas, y vive sola con su esposo desde que sus dos hijos emigraron a Estados Unidos.

Las empresas de transferencias, como Western Union, han reanudado sus operaciones, pero ofrecen tasas desfavorables que dificultan aún más la entrega de remesas en efectivo. Esto ha llevado a los cubanos a buscar alternativas prácticas, como las remesas alimentarias.

Plataformas en línea como Katapulk, Supermarket23 y Alawao se han convertido en puntos de referencia para enviar productos de primera necesidad desde países como Estados Unidos, México, Canadá y España, donde reside una gran cantidad de la diáspora cubana.

La escasez de alimentos y los altos precios en los negocios locales han hecho que enviar productos básicos sea más atractivo que enviar dinero. Los emigrantes, como Luis Manuel Méndez en Hialeah, Florida, encuentran más factible comprar y enviar los productos directamente.

Mis hijos "no quieren dinero, lo que quieren es que les mande (...) las cosas de primera necesidad", sostiene Méndez.

Las remesas, que alguna vez fueron la segunda fuente de divisas del país después de la exportación de servicios médicos y por encima del turismo, han experimentado una marcada caída en los últimos años.

Ante la situación de desabastecimiento y altos precios en Cuba, los emigrantes están buscando formas creativas de apoyar a sus familiares, ya sea sacándolos del país o enviando ayuda directa a través de paquetes de alimentos y productos básicos. Este cambio en el patrón de envío de remesas refleja la profunda crisis económica que enfrenta la isla y la determinación de la diáspora cubana para encontrar soluciones prácticas ante las dificultades.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar