Embed

Ante la denuncia de Sara Morales y de otras exguerrilleras, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) respondió con el comunicado "Por una política que privilegie las ideas, no más campaña sucia".

El partido que reemplazó a la recién desmovilizada guerrilla quita peso a las denuncias porque dice son parte de una "campaña mediática de desprestigio y ataque personal" iniciada en su contra.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario