QUITO.- El exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas radicalizó este viernes su huelga de hambre y se negó a tomar agua, recibir alimentos y ser atendido por médicos, al cumplir 20 días de la medida adoptada por su traslado desde un reclusorio en Quito a otro en la provincia de Cotopaxi, a 100 kilómetros de la capital.

“Nos encontramos que él no quiere recibir a nadie, ni a médicos, ni comer nada en lo absoluto. Radicalizó su huelga de hambre porque está pidiendo regresar a la Cárcel 4 (en Quito), pero nosotros no tenemos esa decisión, sino las autoridades judiciales”, relató el gobernador de Cotopaxi, Héctor González.

Glas, quien el miércoles pasado fue llevado momentáneamente a un hospital de Quito por presentar debilidad, recibió sueros y electrolitos y el informe médico determinó que su estado de salud era “estable”, por lo que luego de 24 horas fue retornado al Centro de Rehabilitación Social de Latacunga, Cotopaxi.

González dijo que lo están revisando cada 20 minutos para ver cómo se encuentra. "Lo que observamos es que él mismo se quiere hacer daño”, afirmó.

La cuenta de Twitter @Jorge Glas, que es administrada por sus partidarios, dijo que “su salud se deteriora día a día y los médicos y el Gobierno dicen que se encuentra estable. La venganza política en contra de Jorge no tiene límite”.

Glas fue trasladado el 21 de octubre desde una cárcel de Quito a otra de mayor seguridad en Latacunga, en el marco de la fuga del país del ex secretario de Comunicación del Gobierno anterior, Fernando Alvarado, quien está procesado por peculado.

El traslado se decidió en base a un análisis policial, según las autoridades. El cambió motivó a Glas al día siguiente a declararse en huelga de hambre.

Glas cumplió un año de prisión desde la sentencia que emitió la Corte Nacional de Justicia al encontrarlo como culpable del delito de asociación ilícita para recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de favorecerla con contratos de obra pública.

El ex vicepresidente se entregó en Guayaquil para cumplir la sanción de seis años de cárcel y las autoridades judiciales lo destinaron a un reclusorio en Quito, mientras que sus abogados apelaron la sentencia, pedido que aún está sin resolver.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas